Boletín

La realidad virtual llega a los hospitales para los niños trasplantados de hígado

El Hospital La paz ha puesto en marcha para mejorar la calidad de vida del enfermo y su familia

Vídeo

 

Laura Otón
@lauramoton

Redactora de informativos

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 16:02

Se trata de un proyecto pionero a nivel mundial que va a poner en marcha el Hospital La Paz de Madrid. En esta unidad de trasplantes pediátricos se producen la mayoría de los trasplantes de hígados de España. El 80% de los trasplantes en niños se llevan a acabo durante el primer el año de vida y los siete años. Son niños que según los médicos pueden hacer una vida normal, pero esta condición va a implicar una mayor cantidad de ingresos hospitalarios. Para intentar mitigar los malos efectos del cambio de vida al que se ven sometidos el Hospital La paz ha puesto en marcha este proyecto que consiste en unas gafas de realidad virtual se pretende mejorar la calidad de vida del enfermo y su familia.

Con el apoyo tecnológico del Centro Universitario de Tecnología y Arte Digital, se va a desarrollar escenarios y experiencias virtuales que permitan por un lado prevenir y entrenar al niño en aquellas situaciones que resulten estresantes o traumáticas como estancias en la UCI o determinadas pruebas más duras para ellos. Normalmente son situaciones que les genera mucho estrés y ansiedad y con la VTR pueden mitigarlas. Sin duda estas gafas pueden distraerlos del dolor y crear el foco emocional del paciente. Además sirve de alguna manera para concienciar a amigos y familiares de las rutinas del niño.

Vídeo

 

Mientras que se desarrolla todas estas herramientas para cada edad Erika Guijarro, psicóloga especialista en tratamientos con Realidad Virtual lleva tiempo trabajando con estas terapias y le pone las gafas a María. Tiene cinco años y cuando era un bebé le trasplantaron su hígado, hoy está aquí por una gastroenteritis. Al principio le gusta la idea, pero los le acaban asustando. Santi de diez años en la habitación de al lado sin embargo se muere de ganas de probar las gafas. Le hicieron el trasplante con tres años y hoy está aquí por una salmonerosis. Su madre Sandra está encantada con la idea: “Yo siempre le he preparado cuando había que ir al quirófano por algo, le decía que era como la bella durmiente que se despertaría con un beso cuando yo estuviera a su lado...pero estas gafas me ha dicho Erika que les preparan para todo aquello que les preocupa”.

Este proyecto ha sido posible a un consorcio de entidades e instituciones como el Instituto del Hospital Universitario La paz, la Asociación HePA (Asoci. Española de Ayudas a niños con enfermedades Hepáticas y trasplantados Hepáticos).

Lo más