• DIRECTO

    Tiempo de Juego

    Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Prisión para dos de los seis detenidos por la agresión sexual grupal de Bilbao

Los otros cuatro han quedado en libertad con la condición de presentarse todos los días en el juzgado

Prisión para dos de los seis detenidos por la agresión sexual grupal de Bilbao

 

AgenciasCOPE.es

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 05:56

Dos de los seis individuos de entre 18 y 36 años de edad detenidos este viernes en Bilbao como presuntos autores de una agresión sexual grupal a una mujer de 18 años han sido enviados a la prisión de Basauri por orden judicial y los otros cuatro han quedado en libertad con la condición de presentarse todos los días en el juzgado.

Los seis individuos detenidos pasaron este sábado a disposición judicial para prestar declaración ante el juez. Los arrestados, que se encontraban detenidos desde la madrugada del jueves al viernes, fueron trasladados pasadas las 10.00 horas a disposición del juez de guardia, según ha informado el Departamento vasco de Seguridad.

LOS HECHOS

Los hechos se registraron en la noche de este jueves. Al parecer, la joven había quedado con uno de los detenidos a través de las redes sociales, y, al llegar al Parque Etxebarria, intentó huir al ver al grupo.

Tras la presunta violación, la joven acudió al Hospital de Basurto acompañada por su madre, y, desde el centro sanitario, activaron el protocolo establecido en estos casos.

La colaboración entre la Policía Municipal y la Ertzaintza, que contaban con la descripción de los presuntos agresores facilitada por la víctima, permitió la detención en la madrugada del viernes de los seis individuos que cometieron la agresión sexual denunciada por la joven.

17 EUROS

La salvaje agresión se habría producido poco antes de la medianoche y la joven fue capaz de de describir a sus agresores, que que ya están detenidos. Pablo Muñoz lo ha contado en el Fin de Semana, con Cristina López Schlichting. El periodista de ABC ha contado que los violadores, tras consumar los abusos, le tiraron 17 euros al suelo como gesto de desprecio. La Ertzaintza pudo detenerlos porque la chica dijo que uno de ellos tenía un tatuaje muy llamativo en el cuello y otro tendría arañazos del forcejeo que se había producido. 

Lo más