Más directos
Boletín

La implicación del padre es imprescindible en el desarrollo de los hijos

Un estudio confirma que detrás de la ausencia paterna se encuentran graves problemas sociales

ctv-bzr-th 46398cf30159afb56d31e9963a4ea8b8 orlando-padre
Laura Otón
@lauramoton

Redactora de informativos

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:38

La figura del padre es clave en el desarrollo de los hijos. Un estudio confirma que detrás de la ausencia paterna se encuentran graves problemas sociales. Los hijos con una figura de padre corresponsable sacan mejores notas, son menos violentos y más sociables. Muchas veces, detrás de la delincuencia juvenil, de la violencia en el hogar y hacia la mujer, o los embarazos de adolescentes hay una ausencia paterna.

El estudio de The Family Watch elaborado por María Calvo, Profesora de la Universidad Carlos III, ha recogido la evidencia de los datos a lo largo de todos estos años. “Si recordamos los disturbios de Tottenham en 2011 que sacudieron socialmente a Inglaterra, detrás del 90% de los jóvenes detenidos que prendieron las calles, no había una figura paterna”. Es uno de los ejemplos que esta profesora ha estudiado para determinar la relación de la ausencia de la figura del padre en los casos de delincuencia juvenil y violencia que se producen no sólo en España, sino en todos los países del mundo. Las familias monoparentales en España siguen creciendo, habiendo un millón de hogares en los que las mujeres se hacen cargo de todo. Los hogares con padres se han incrementado un 5'1% en el último año.

Según este estudio es necesario un cambio de mentalidad en políticas públicas, pero también en la sociedad y en el seno de la propia familia. Por un lado “los padres deben tener claro que su presencia es imprescindible en el hogar”, además, sea cual sea el modelo de familia debe implicarse en la educación de los hijos. La profesora Calvo explica que “debe ser un padre parentalmente competente porque eso es lo que hace posible la igualdad”.

El modelo educativo por el que debe optar el padre, dice esta experta, ha de ser una masculinidad complementaria a los valores femeninos “No puede convertirse en una madre bis. Se hizo durante mucho tiempo, pero ese modelo oscureció la figura paterna. Un padre no puede imitar el modelo materno, sino que debe ser desde su masculinidad un modelo adecuado para sus hijos”, recuerda.

Aseguran que para que funcionen las políticas de conciliación se han de tener en cuenta a los padres. Si se implica en el hogar, la incorporación femenina al trabajo será una realidad, “es ahí donde empieza la verdadera liberación femenina. No hay mayor liberación que un padre competente implicado”, asegura la profesora Calvo.

En este estudio recuerdan que los padres separados que no viven con sus hijos pierden la relación con el tiempo. Sea cual sea el modelo de familia es imprescindible la presencia del padre. La implicación de las empresas para conseguir este marco es necesario “las empresas deben saber que un padre implicado es mejor profesional”.

Lo más