COPE

España: a la cabeza en horas de estudio, pero a la cola en resultados

Pese a una hora y media más de trabajo en casa, los resultados en ciencias y matemáticas son peores que el promedio en la Unión Europea

Audio

Javier Herrero

Javier HerreroMadrid

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 01:16

Según evidencia el último Informe PISA, los alumnos españoles dedican seis horas y media a la semana a la realización de tareas en casa. La media de los países de la OCDE se sitúa en las 4,8. A esto se suma que España también está por encima de la media en horas escolares obligatorias anualmente. En primaria la diferencia con respecto a la Unión Europea no es tan exagerada, tan solo 23 horas más. El problema se da en la etapa de secundaria, donde la brecha se aumenta hasta las 162 horas adicionales cada año para los estudiantes de nuestro país.

A pesar de que se pueda pensar que esta inversión de tiempo en los estudios repercutiría de una forma positiva en los resultados académicos, los datos no dicen lo mismo. Según el último informe TIMSS (2019), que mide el desempeño escolar de los alumnos de 4º de primaria de la OCDE, tanto en ciencias como en matemáticas, España no solo está por debajo de la media de los 38 países de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico, sino también lo está con respecto de la Unión Europea. Julia tiene 10 años, pasa ocho horas diarias en el colegio más la hora adicional que dedica a sus tareas en casa. Ella misma reconoce que lo que más le cuesta son las matemáticas y el inglés.

Desde la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado (CEAPA), su presidenta Leticia Cardenal, denuncia un sistema educativo poco eficiente: “Si un niño no sabe multiplicar da igual que le pongas 20 o 25 multiplicaciones. Si no las sabe hacer las hará todas mal, es absurdo. Hay que apostar por un sistema más individualizado porque cada niño tiene unas capacidades diferentes. No tiene sentido los mismos deberes para 25 alumnos”. La otra gran asociación de padres, la Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y Padres de Alumnos, representada por su presidente Pedro Caballero, defiende un descenso en el tiempo empleado para los deberes: “Lo que defendemos son tiempos que no superen los 20 minutos en primaria y en la educación secundaria y el bachillerato, tiempos por debajo de los 45 minutos diarios”.

A la cabeza del abandono temprano de los estudios

Más allá de los resultados académicos, hay otros factores que apuntan a la ineficiencia del sistema educativo en España. Uno de ellos es la tasa de abandono escolar, donde España se encuentra a la cabeza de la Unión Europea solo por detrás de Malta con un 20,2%. El 13,3% de los jóvenes de entre 16 y 24 años dejaron los estudios sin completar la etapa obligatoria o secundaria.

Implantación en el mercado laboral

El del abandono escolar es un dato que, lejos de ser aislado, se completa con el que presenta Eurostat: el 44% de los españoles de entre 18 y 24 años que dejan prematuramente los estudios no encuentran un trabajo pese a querer incorporarse al mercado laboral. Pero más allá de aquellos que abandonan los estudios antes de terminarlos, aquellos que los completan tampoco lo tienen sencillo: casi uno de cada dos españoles menores de 25 años no encuentra un empleo.

El caso finlandés

El número de horas invertidas en los estudios no se correlaciona de una manera directa con unos mejores resultados. En este sentido, el catedrático en Sociología Rafael Feito, expone el caso de Finlandia: Uno de los países europeos con mejor rendimiento académico con un sistema completamente diferente. “En Finlandia los estudiantes casi no hacen deberes. Sin embargo, lo que sí hay son actividades que no sé por qué no se clasifican como tal, por ejemplo, leer un libro o hacer una colección de insectos”. La media semanal de tiempo invertido por los estudiantes finlandeses en hacer los deberes es de 2'8 horas.

Generador de desigualdad

Cuando se habla de los deberes y el tiempo invertido, también hay que tener en cuenta que no todos los niños o adolescentes están en igualdad de condiciones. Según un estudio realizado por ESADE, 1 de cada 4 estudiantes españoles recibe apoyo de un profesor particular. Es el caso de Carmen, como explica su madre: “Para nosotros era muy difícil estar en casa para estar encima de los deberes de nuestra hija. La única solución que vivos fue la de contratar a un profesor particular que fuera a su casa y le ayudara”.

Pero, ¿qué pasa si no se tiene la capacidad económica suficiente como para ofrecer ese apoyo extra a los hijos? Las estadísticas muestran que, independientemente de la capacidad económica de cada familia, el gasto en clases de refuerzo se ve como algo fundamental: en 2006 las familias españolas gastaron 246 millones de euros en clases particulares, en 2017 el gasto era de 732 millones.

A pesar de todo, es inevitable que los que más tienen gasten más. En 2019, los hogares que se encuentran en el 20% de mayor gasto, invirtieron 5 veces más en clases particulares para sus hijos (1023 euros anuales) que los hogares con menos recursos (550 euros anuales).

Y la desigualdad no solo se da por motivos puramente económicos, también por la posibilidad o no de los padres para conciliar su vida laboral con la familiar. Según el último informe de la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles (Arhoe), el 47,6% de los padres encuestados declaraban dedicar la mayor parte del tiempo que pasan con sus hijos a hacer los deberes. Es un dato que revela otra de las grandes debilidades del sistema educativo: las tareas que se mandan a los alumnos no están diseñadas para que las puedan resolver por ellos mismos. Esto también obliga a los padres a sentarse con ellos, explicarles la lección y, en muchos casos, estudiar ellos mismos los conceptos para ser capaces de hacérselos entendibles.

Si se busca una solución, Leticia Cardenal lo tiene claro: “Lo primero que tiene que haber es voluntad política para cambiar, deben dejarse asesorar por expertos y que analicen si son efectivos o no y si aumentan los resultados de una forma positiva”.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar