Así es la desorbitada multa de cientos de miles de euros por coger musgo para el portal de Belén

Es uno de los imprescindibles en los belenes pero está especialmente protegido por la importante función que desempeña en el ecosistema

Así es la desorbitada multa de cientos de miles de euros por coger musgo para el portal de Belén

 

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 00:23

Musgo, serrín, ríos de papel de plata, figuritas... Así es el portal de Belén de muchas de las casas de nuestros país, y que las familias aún siguen montando en estas primeras semanas de diciembre. Sin embargo, todo esto conlleva su preparación, y entre ellas está la acción de "salir al campo" y coger el musgo para adornar o decorar nuestros belenes. ¿Qué ocurre? Pues que el musgo es una especie protegida y cogerlo podría suponer una multa de hasta 200.000 euros. De hecho, el abogado especialista en Derecho Medioambiental, Agustín Bocos, reclama en la agencia Atlas que haya más medios por parte de las administraciones públicas para evitar la apropiación masiva de musgo.

Según este abogado, en declaraciones a El Confidencial, habría que "controlarlo más por parte de las administraciones pero no hay suficientes medios". Es uno de los imprescindibles en los belenes pero está especialmente protegido por la importante función que desempeña en el ecosistema. De ahí la importancia de cuidarlo y buscar alternativas. 

Recordemos que el musgo es una de las plantas llamadas briófitas que se caracterizan por no tener ni vasos conductores, ni flores, ni frutos, ni siquiera verdaderas raíces. Fueron una de las primeras plantas terrestres que se diversificaron, colonizando las regiones húmedas de la Tierra, hace unos 289 millones de años.

Bien es cierto que la práctica de coger un poco de musgo es muy difícil de penalizar porque no es fácil 'pillar' a las personas 'in fraganti' o por las escasez de patrullas desplegadas en los bosques. Dicho lo cual, lo ideal para estas fechas navideñas sería encontrar algo que sustituya al musgo y que no dañe nuestra naturaleza, como el musgo artificial, el césped o el orégano triturado.

Lo más