COPE

Proyecto Islero: el plan secreto de Franco de bombas nucleares para intimidar a Marruecos

Un proyecto que estuvo a punto de materializarse, e incluir así a nuestro país en el grupo de territorios que manejaban armas nucleares

Proyecto Islero: el plan secreto de Franco de bombas nucleares para intimidar a Marruecos

Madrid

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 00:32

Las armas y la energía nuclear siempre han estado muy presente en nuestro país. O al menos lo fueron durante la etapa franquista. Si ya desde 1948, el régimen se volcó en investigar la energía nuclear, Francisco Franco emprendió una aventura con la que quería estar un paso por delante de otros países, además de utilizarla para sacar ventaja sobre sus enemigos. ¿El nombre?El ‘Proyecto Islero’, cuyo mayor objetivo no era otro que construir una bomba atómica.

Un nombre que recibió en honor del torno que mató al torero Manolete. Una estrategia que, lejos de los que muchos puedan llegar a creer, estuvo a punto de materializarse, e incluir así a nuestro país en el grupo de territorios que manejaban armas nucleares. Como no puede ser de otra forma, el plan fue secreto y aún hay muchos detalles del mismo que se desconocen.

“España necesita su propia fuerza de disuasión nuclear”. Esta fue la postura del jefe del Alto Estado Mayor, Manuel Díaz, en el año 1971. Fue así como el Gobierno decidió retomar aquel plan para fabricar su propia bomba de plutonio y realizar la pruebas pertinentes en el desierto el Sáhara. De hecho, el propio Franco sabía que no quería ir un paso por detrás de sus vecinos dueños de armamento nuclear porque consideraba que era fundamental para defender España de cualquier tipo de amenaza externa.

El primer reactor nuclear de España, el origen del proyecto nuclear de Franco

En diciembre de 1958 se inauguró en Madrid el Centro de Energía Nuclear Juan Vigón, donde posteriormente se instalaría el primer reactor nuclear de España. La versión que se dio, por aquel entonces, es que la energía generada se utilizaría para “medicina, agricultura e industria”. Así lo explicó el presidente de la Junta de Energía Nuclear, José María Otero Navascués. No obstante, la idea detrás de la instalación de este reactor era el de convertir a España en una potencia militar. Francisco Franco no perseguía otra cosa más que convertirse en un país relevante en plena Guerra Fría, así como persuadir a Marruecos —con dicha arma nuclear— de desear hacerse con los territorios españoles en África.

Fue así como en 1963 se puso en marcha el ‘Proyecto Islero’, encomendado al catedrático de Física Nuclear y comandante del Ejército del Aire, Guillermo Velarde. ¿La misión? Construir una bomba y un reactor nuclear. Un proyecto que no era sencillo, especialmente después del desastre de Palomares (Almería), cuando cuatro bombas termonucleares colisionaron sobre el cielo de la zona.

Proyecto Islero: el plan secreto de Franco de bombas nucleares para intimidar a Marruecos


Ya no solo hablamos del desastre nuclear en España, sino también el riesgo de enfrentarse a las graves sanciones económicas de la comunidad internacional. Finalmente, se decidió paralizar el plan, pero Velarde no detuvo sus investigaciones. No obstante, España optó por quedarse fuera del Tratado de no Proliferación Nuclear del año 1968 y produjo sus primeros gramos de plutonio.

Tras varias idas y venidas y la llegada de la Transición Española, cuando en 1981 el PSOE presentó la moción de censura contra Adolfo Suárez y el intento de golpe de Estado de Antonio Tejero, el 1 de abril España se unió al Organismo Internacional de Energía Atómica (OEIA) en Viena. De esta forma, nuestro país ponía punto y final a su intención de convertir a España en una potencia nuclear.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Directo TRECE al día

TRECE al día

Con José Luis Pérez e Inma Mansilla

Ver TRECE