El barco Open Arms llega a Algeciras con 87 migrantes a bordo

El barco es el cuarto que llega a España con inmigrantes desde que Pedro Sánchez es presidente del Gobierno

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 18:37

 Los 87 inmigrantes africanos del barco Open Arms, entre los que hay doce menores, seis de ellos no acompañados, han desembarcado esta mañana en el muelle de Crinavis del puerto de Algeciras.

Antes del desembarque, se ha producido una breve inspección sanitaria a bordo ya que, según fuentes de la ONG Pro Activa Open Arms, hay un herido en un pie.

A los inmigrantes, que fueron rescatados frente a las costas de Libia el jueves de la semana pasada, los esperaban a pie de muelle un dispositivo policial integrado por unidades de la Guardia Civil y de la Policía Nacional, que han contado con tres autobuses para su traslado, además del dispositivo sanitario que habitualmente recibe a los grupos de inmigrantes y personal de Frontex.

 

Un grupo de cuarenta informadores con diez cámaras de televisión entre técnicos, periodistas y reporteros gráficos, ha seguido el desembarque de los inmigrantes desde el exterior de la valla del puerto a unos 700 metros de donde está atracado el buque.

Los inmigrantes han sido llevados al nuevo centro de atención temporal CATE de Algeciras, que está instalado en la misma zona portuaria y que fue inaugurado el jueves pasado, a continuación de un pabellón de la Policía Nacional empleado habitualmente en identificación de inmigrantes indocumentados. Junto al pabellón, han sido levantadas una decena de tiendas de campaña de gran tamaño en las que los inmigrantes podrán estar un máximo de 72 horas, ya que se les aplicarán los mismos protocolos que al resto de los inmigrantes que prácticamente a diario son rescatados por Salvamento Marítimo en las aguas del Estrecho.

Este nuevo CATE permite prestar atención individualizada a los inmigrantes con zonas específicas para asistencia sanitaria, identificación por parte de los dirigentes de extranjería, además de comedores. A la una de la tarde, los responsables de la ONG Pro Activa Open Arms informarán en conferencia de prensa de cómo ha transcurrido el viaje, que se inició el jueves pasado y que ha concluido en Algeciras por decisión de las autoridades españolas que lo designaron el lunes pasado por considerarlo el mejor preparado a este grupo de inmigrantes

EL GOBIERNO SE DEFIENDE

El Gobierno ha subrayado ante las críticas por la distinta acogida de los inmigrantes del Aquarius y del Open Arms, que en el primer caso, ofreció un puerto seguro ante una situación excepcional, y que ahora se trata de un buque de bandera española que ha hecho un rescate, como los de Salvamento Marítimo.  Según han explicado a Efe fuentes de Vicepresidencia del Gobierno, al buque Open Arms, con bandera española y que tiene puerto seguro en territorio español, el Mando Único de Coordinación le autorizó el desembarco en Algeciras, porque tiene ya dispositivos preparados para la acogida de los migrantes.

Sin embargo, en el caso del Aquarius el Gobierno tuvo que montar un dispositivo especial y ante una situación de crisis humanitaria para recibir a las 629 personas que habían sido rescatadas ocho días antes en aguas libias, después de permanecer varados en alta mar a la espera de que algún estado autorizara su desembarco. "Ante esa situación, el Gobierno español ofreció un puerto seguro" para que se pudiera atender a esas personas en "situaciones complicadas", algunas con problemas médicos, y se montó un "dispositivo extraordinario para atender con todas las garantías" a esas personas.

Lo más