Bruselas empieza a tomar medidas para controlar la inmigración ilegal

“Hay que controlar mejor los flujos migratorios que están llegando a Europa”. Los ventiocho países que forman la Unión Europea lo dijeron alto y claro en la última cumbre europea que se celebró en Bruselas el pasado mes de Junio.

Bruselas empieza a tomar medidas para controlar la inmigración ilegal

 

  • item no encontrado

Corresponsal en Bruselas

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 13:28

La Comisión Europea se ha puesto a trabajar y ha propuesto, entre otras medidas, dar a los países 6.000 euros por cada inmigrante que necesite protección internacional y que sea reubicado en los futuros "centros desembarco" que se crearán en la Unión Europea. Una idea que se va a debatir esta semana y con la que se conocerá que países están dispuestos a levantar este tipo de centros en su territorio.

Estos centros que se construirán tanto dentro como fuera de la Unión Europea servirán para separar de manera rápida y ordenada a las personas en necesidad de protección internacional (refugiados procedentes de lugares de conflicto) de los inmigrantes irregulares (aquellos que no tienen derecho a permanecer en territorio comunitario y por tanto deben volver a sus países de origen).

Como se ha conocido hoy, la Unión Europea facilitará apoyo a los Estados miembros donde se ubiquen los centros, a través de equipos formados por agentes fronterizos, intérpretes, expertos en asilo y funcionarios encargados de gestionar los retornos.

Muchos países europeos como Italia, Austria, Hungría o la República Checa han sido muy contundentes en esta materia y han pedido medidas más eficaces para controlar la inmigración. En los últimos meses se ha visto como el Gobierno Italiano, por ejemplo, cerraba sus puertos a varias embarcaciones cargadas de migrantes. Con la iniciativa que hoy ha puesto en marcha Bruselas,se intenta dar el primer paso para mejorar el control de la migración en Europa.

Lo más