El metro se “Quijotiza” en Plaza de España

Los andenes de la línea 3 amanecen empapelados con todos los capítulos de la obra de Cervantes

El metro se “Quijotiza” en Plaza de España

La estación Plaza de España con las paredes forradas de los capítulos de El Quijote / Twitter

Ramón García Pelegrín

COPE.es

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 18:07

Don Quijote traslada La Mancha al Metro en este mes de abril. El caballero de la triste figura conquista con su adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor el corazón del suburbano para animar a la lectura, en vísperas de este martes 23 de abril, día internacional del libro y de la entrega del Premio Cervantes a la poeta uruguaya Ida Vitale en la Universidad de Alcalá de Henares. La estación de Plaza de España en la línea 3 ha amanecido empapelada con todos los capítulos de la obra cumbre de nuestras letras y con algunas citas destacadas, tan sabias como esta:

SÁBETE SANCHO/que no es un hombre más que otro/ si no hace más que otro

Los dos andenes de la línea 3 van a estar empapelados las próximas semanas con las dos partes completas del Quijote. Más de dos millones de caracteres para animar a la lectura. David Cebrián, representante de la asociación de editores de Madrid asegura, en declaraciones a COPE, que “se trata de animar a la gente a que lea libros como el Quijote, obra cumbre de la literatura universal. Que las personas puedan acudir a bibliotecas y librerías a buscar la compañía de un libro. Los libros son cultura y por muy poco dan mucho”.

La Comunidad de Madrid apuesta por el Quijote como trampolín para el fomento de la lectura. La consejera de Transportes, Vivienda e Infraestructuras, Rosalía Gonzalo, apunta:

“Hemos querido traer el Quijote al corazón de Madrid, a una estación de referencia como la de Plaza de España no solo por su cercanía con la Ciudad Universitaria sino por su situación en el centro de la ciudad. Así todos los usuarios del Metro podrán leer un fragmento del Quijote en su desplazamiento por el suburbano”. En tono de broma, la consejera Gonzalo añadía que si alguien pierde el metro por leer el Quijote tampoco será tan malo. El casco y la barba del caballero de la triste figura y las aspas de molino destacan en los trece grabados de Gustavo Doré reproducidos en las paredes de la estación amarilla de Plaza de España, muy cerca de la escultura del Quijote y Sancho, inaugurada en octubre de 1929.

Lo más