Las mujeres se comen la ciudad

FOTO DE LA FINAL DE LA COPA DE LA REINA

FOTO DE LA FINAL DE LA COPA DE LA REINA

Alba García-Carpintero Rubio | Informativos COPE Madrid

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 15:42

Este día de San Isidro ha estado marcado por un corte muy femenino. Y es que no solo se ha celebrado la conocida festividad al patrón de los madrileños, también ha habido tiempo para celebrar la valentía de las mujeres y su lucha por destacar a nivel profesional.

Las medallas de oro de la ciudad que se entregan cada año han ido a parar exclusivamente a mujeres y no es para menos, se lo han ganado. La galardonada más conocida ha sido Concha Velasco, por su increíble trayectoria cinematográfica, participando en casi 80 películas desde que debutó en 1954.

Otra mujer que se ha llevado medalla ha sido Boti García Rodrigo, licenciada en Filosofía y Letras por la Universidad Complutense de Madrid, que además ha dedicado gran parte de su vida a la militancia LGTBI.

La tercera premiada es Elena García Armada, Doctora en Ingeniería Robótica por la Universidad Politécnica y reconocida por cómo ha desarrollado la tecnología al servicio de personas con discapacidad neuromuscular.

ctv-ffh-240a1545-1200x800


Pero también han recibido este símbolo del éxito un equipo muy especial: el equipo femenino de Hockey del Club de Campo, que fueron vencedoras en la Liga y Copa de la Reina, consiguiendo así doblete.

Rocío Gutiérrez es la capitana de este equipo, el único del conjunto femenino en conseguir este, y ahora también la medalla de oro de la ciudad. Para Rocío esto supone un paso importante en el reconocimiento de las mujeres deportistas, que llevan años luchando para obtener la igualdad ante los hombres en este ámbito. Ella opina que las cosas han cambiado a mejor durante los últimos años, pero aun así queda mucho por hacer y ellas van a formar parte de este cambio.

El Hockey, al igual que el fútbol, es algo que siempre nos viene a la cabeza como un deporte de hombres: PARA NADA ES ASÍ. De hecho, Rocío comenzó desde muy pequeña animada por su familia y especialmente por su padre, otro apasionado de este deporte. Por eso, esta capitana anima a todas esas niñas que estén dudosas de comenzar un deporte que parece solo hecho para hombres para que se den cuenta de que el deporte es para todos y por supuesto, para todas.

Rocío y sus compañeras están contentísimas con este premio a su esfuerzo y como muestra de que van a seguir subiendo escalones, después del acto no se han ido a celebrarlo, no: se han ido a entrenar.

Lo más