COPE

Ayuso reta a Sánchez en unas elecciones muy reñidas entre los dos bloques

De esta forma, Ayuso ha evidenciado el carácter nacional que tendrán especialmente en esta ocasión las elecciones de la Comunidad de Madrid

Vídeo

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 10:17

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha retado en las urnas al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ante unas elecciones muy reñidas entre los bloques de izquierda y derecha que, según prevé una encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), podrían acabar empatados.

"Dado que Pedro Sánchez ha entrado más veces en campaña que yo misma, mostrando su obsesión por batallar personalmente conmigo, quiero decirle una cosa... se lo digo mirándole a los ojos: el 4 de mayo nos vemos en las urnas", ha dicho Ayuso en un desayuno informativo.

Un acto en el que ha centrado sus críticas en el Gobierno, al decir que el PSOE es un partido "irreconocible" que se ha convertido en "refugio de golpistas y batasunos, okupas y bolivarianos" tras compartir Ejecutivo con Podemos, "una formación comunista, antisistema, abiertamente guerracivilista y cuyo objetivo declarado es acabar con el modelo de 1978".

De esta forma, Ayuso ha evidenciado el carácter nacional que tendrán especialmente en esta ocasión las elecciones de la Comunidad de Madrid del 4 de mayo, por los intereses en juego y la participación activa ya en precampaña de los principales líderes.

Entre ellos el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que en los últimos dos fines de semana ha intervenido en actos del candidato socialista, Ángel Gabilondo, cargando directamente contra Ayuso.

Este 'cuerpo a cuerpo' entre Ayuso y Sánchez lo ha constatado el alcalde de Madrid y portavoz nacional del PP, José Luis Martínez-Almeida, que considera que las elecciones autonómicas serán una contienda entre ambos, pues entiende que el presidente del Gobierno "ha decidido que es él el candidato del PSOE a la Comunidad de Madrid, y no Ángel Gabilondo".

Lo que parece claro, al menos en función de las encuestas, es que estas elecciones serán un enfrentamiento directo entre el bloque de la derecha y el de la izquierda liderados por el PP y el PSOE, respectivamente.

De hecho, el CIS concede una holgada victoria a Ayuso pero arroja un empate a 68 escaños entre la derecha, con PP y Vox, y la izquierda, con PSOE, Más Madrid y Podemos, cuando la mayoría absoluta se sitúa en 69 diputados.

El PP doblaría su representación al pasar de 30 a 59 escaños y un 39,2 por ciento en estimación de voto, seguido del PSOE, que después de ser la fuerza más votada en 2019 perdería 2 puntos hasta el 25,3 por ciento, aunque paradójicamente ganaría un escaño, de 37 a 38.

Ciudadanos perdería sus 26 escaños y obtendría un 4,4 por ciento de los sufragios, por debajo del 5 por ciento mínimo para entrar en la Asamblea, en tanto que Vox también estaría al borde de quedarse fuera, con un 5,4 por ciento, y nueve diputados, tres menos que ahora.

Estos resultados complican las aspiraciones de Ayuso para revalidar el cargo siempre que el PP no obtenga mayoría absoluta, aunque la candidata de Vox, Rocío Monasterio, ha asegurado que estará en el Gobierno madrileño si se pueden ejecutar sus ideas.

Por su parte, Gabilondo ha apelado a los votantes de Ciudadanos a "decidir que opción quieren", en un nuevo intento por atraer a esta parte del electorado, tras rechazar hace días la posibilidad de gobernar con el candidato de Podemos, Pablo Iglesias, por su "planteamiento extremista y radical".

El candidato de Cs, Edmundo Bal, ha respondido diciendo que el elector de centro izquierda "no tiene que renunciar a nada con Cs" porque apuestan igualmente por políticas sociales y de progreso.

"A ese votante desencantado de centro izquierda que ha visto como el señor Sánchez se arrojaba en los brazos de Unidas Podemos, Bildu y ERC le tengo que decir que en Cs tiene su partido también", ha subrayado Bal, que sobre la encuestra del CIS cree que "todo está muy abierto y hay partido" para ellos, porque, entre otras cosas, el porcentaje de indecisos es elevado (20,2 %).

La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís (Cs), ha dicho que le gustaría replicar el modelo del Ayuntamiento de la capital, donde PP y Cs gobiernan juntos, como ocurría en la Comunidad antes del adelanto electoral.

La insistencia de Cs en señalar al PP como socio prioritario ha llevado a la candidata de Más Madrid, Mónica García, a acusar a la formación naranja de sufrir el "síndrome de Estocolmo (trastorno por el que el secuestrado se muestra benevolente con el secuestrador)" con el "partido más corrupto de la historia".

Y el candidato de Podemos, Pablo Iglesias, ha criticado directamente a Vox en un acto sobre educación al rechazar el 'pin parental' que propone la formación por considerar que es "ilegal hacer objeción de conciencia a la democracia, a la tolerancia y a la diversidad sexual".

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo