11 DE DICIEMBRE

¿Qué hacer para prevenir las «Manadas»?

Se echa en falta, como demandan muchos padres, una educación sexual menos centrada en la genitalidad, y mucho más en la afectividad

 

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 06:00

El espeluznante relato de la juez de Villajoyosa, en el auto contra los 4 presuntos violadores de una joven de 19 años la pasada Nochevieja, ofrece abundante material para una reflexión serena, más allá de la lógica alarma social que genera esta noticia. Si en el caso de La Manada el debate encalló en la cuestión de si el legislador y los jueces habían distinguido correctamente entre agresión sexual, violación y abuso, en este nuevo caso de la llamada «Manada de Alicante» no parece haber margen de duda. Lo que escandaliza es lisa y llanamente la banalización del mal por parte de cuatro jóvenes que, entre risas, violan a una chica. Se trata de una conducta lo suficientemente repetida como para que salten las alarmas.

A pesar de toda la educación sexual y los continuos mensajes en las aulas sobre la igualdad, sigue sin aparecer la fórmula para erradicar este tipo de comportamientos y actitudes en las nuevas generaciones. Se echa en falta, como demandan muchos padres, una educación sexual menos centrada en la genitalidad, y mucho más en la afectividad. Pero esto no es fácil en una cultura individualista que confunde los deseos con derechos y busca su satisfacción inmediata. El caldo de cultivo perfecto para todas las «Manadas» de turno.

Lo más