7 DE DICIEMBRE

Peligroso juego de Torra

El Presidente de la Generalitat ha cometido un profundo error que no tiene justificación

 

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 19:20

Sus declaraciones poniendo en tela de juicio la profesionalidad de los Mossos de Esquadra no son sólo una irresponsabilidad que podría tener consecuencias desastrosas, sino un intento vergonzoso de poner a la policía autonómica al servicio de su proyecto político.

Los actos acaecidos ayer en Gerona, en los que la Policía Autonómica impidió que un grupo de los llamados CDR reventase una manifestación autorizada en defensa de la Constitución, están sirviendo de coartada para que Torra ponga en marcha una purga en el seno de los Mossos, que se limitaron a cumplir con su obligación.

La Policía Autonómica catalana está al servicio de la seguridad de todos los catalanes, piensen como piensen y sean quienes sean. Y eso pasa por mantener el orden y emplear la fuerza cuando sea necesario. Las declaraciones de Torra, poniendo en duda el carácter democrático de los Mossos, además de ser injustas, ponen a los policías en la diana de los actos violentos de los CDR.

Un Presidente que no acata la legalidad vigente y que hace del desafío a las instituciones su norma pretende ahora poner a un cuerpo policial al servicio de su disparatada aventura. Mientras tanto, el gobierno de Sánchez guarda silencio.  

Lo más