1 DE NOVIEMBRE

Libertad para Asia Bibi

Se ha hecho justicia en un país en el que la defensa de los derechos de las minorías sigue siendo una asignatura pendiente

 

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 06:01

El caso de Asia Bibi, la cristiana pakistaní condenada a muerte por blasfemia en 2010, ya tiene un justo punto final después de haber pasado nueve años de calvario. El Tribunal Supremo de Pakistán ha anulado la sentencia que pesaba sobre esta madre de familia, en un caso de evidente manipulación. En medio de unas fuertes medidas de seguridad, la justicia de Pakistán ha resuelto que existían contradicciones entre los testigos con lo que no se considera probada la acusación de blasfemia. Por eso ha sido declarada inocente de todos los cargos, con lo que Asia Bibí ha quedado en libertad.

La sentencia ha producido graves alteraciones públicas por parte de grupos islámicos radicales, cuya violencia se ha extendido por todo el país. Recordemos que al menos dos personas murieron en Pakistán por defender a Asia Bibi, el gobernador musulmán del Punjab, Salmán Tasser, y el ministro cristiano para las minorías Shabazz Bhatti. El triunfo del Estado de Derecho en este caso desvela que en Pakistán es demasiado frecuente la practica del uso de la “Ley de la blasfemia” contra las minorías religiosas. El caso de Asia Bibi es un ejemplo de la situación que viven no pocos cristianos en aquel país, pero también muchos musulmanes que no se someten a la imposición de los fanáticos. Asia Bibi y su familia no podrán vivir en Pakistán por las amenazas de muerte que pesan sobre ellos. La buena noticia es que hoy se ha hecho justicia en un país en el que la defensa de los derechos de las minorías sigue siendo una asignatura pendiente.

Lo más