Una joven sueca consigue que no deporten a un afgano al no querer sentarse en el avión

La joven sueca se mantuvo dos horas sin hacer caso a las órdenes del piloto del avión y se enfrenta a seis meses de prisión

ctv-mqa-sueca

COPE.es

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 14:13

La joven sueca Elin Ersson ha logrado frenar la deportación de un afgano gracias a su protesta. La joven se negó a sentarse en el avión que les iba a llevar desde Gotemburgo a Estambul y el piloto no pudo despegar, ya que debe estar todo el mundo sentado para hacerlo. La sueca estuvo casi dos horas hasta que lo consiguió, en este tiempo discutió contra una azafata y con algún pasajero que pedía que se sentase, pero al final logró su objetivo que hizo visible gracias a un Facebook Live.

Según informan medios suecos, la joven decidió comprar un billete para ese vuelo tras descubir que el joven afgano iba a ser deportado. Tal y como explicó la joven en sus redes sociales, no podía permitir que el vuelo de Turkish Airlines saliera del aeropuerto porque “lo más probable es que lo maten (al afgano) si se queda en el avión”. Mientras se fue paseando por el avión, algunos pasajeros la increparon porque estaban perdiendo tiempo allí parados. En un momento dado se encara con uno y le preguntó: “¿qué es más importante, el tiempo que pierdes por el retraso del despegue o la vida de una persona?”.

Como cuenta la chica en el Facebook Live, permaneció en pie cerca de dos horas hasta que finalmente otros pasajeros imitaron su gesto de indignación. Se pusieron en pie un pasajero turco y un equipo de fútbol a bordo. Tras un enfrentamiento con las autoridades del aeropuerto, durante el cual se negaron a usar la fuerza para expulsar a Ersson, decidieron bajar del avión al afgano, algo que se celebró con aplausos entre los presentes. La compañía que administra el aeropuerto ha confirmado que un solicitante de asilo afgano y la joven sueca abandonaron el avión.

El vídeo de Elin ya se ha compartido más de 35 mil veces y cuenta con más de 2,5 millones de reproducciones, y se ha llenado de comentarios que le agradecen su inciativa. A pesar que durante la retransmisión la joven dice que no ha cometido ningún crimen, podría enfrentarse a una pena de hasta seis meses de prisión al cometer un delito por incumplir las órdenes del piloto durante dos horas.

Lo más