Turquía ataca con artillería una base en Siria en la que se encuentran fuerzas especiales de EE. UU.

El Ministerio de Defensa turco ha afirmado que adoptó todas las medidas necesarias para garantizar la seguridad de las bases estadounidenses

Turquía ataca con artillería una base en Siria en la que se encuentran fuerzas especiales de EE. UU.

 

Agencias

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 03:52

Una base militar siria en la que se encuentra un contingente de las fuerzas especiales estadounidenses ha sido atacada con artillería a primera hora del día por parte del Ejército turco, en el marco de su ofensiva contra las fuerzas kurdas en el noreste del país.

Fuentes de Inteligencia kurdas iraquíes y del Pentágono citadas por la revista estadounidense 'Newsweek' han detallado que la base atacada se encuentra en la colina de Mashtenur, situada cerca de la ciudad de Kobani.

Estas fuentes del Pentágono han apuntado que el ataque con artillería fue tan intenso que el personal estadounidense consideró responder en defensa propia y fue evacuado una vez que concluyó.

El director de prensa de la división de operaciones del Departamento de Defensa, Brook DeWalt, ha detallado más tarde que las tropas estadounidenses fueron atacadas este viernes alrededor de las 21.00 (hora local).

"La explosión ocurrió a unos pocos cientos de metros de un área fuera de la zona del mecanismo de seguridad y en un lugar en el que los turcos conocen que hay presencia de fuerzas estadounidenses", ha subrayado DeWalt, añadiendo que no se han registrado heridos.

Asimismo, DeWalt ha instado a Turquía a "evitar acciones que podrían resultar en una acción de defensa inmediata" y ha destacado que Estados Unidos se opone a las operaciones turcas fuera de la zona del "mecanismo de seguridad" y en áreas en las que los turcos saben que se encuentran las fuerzas estadounidenses.

Durante la jornada, el jefe del Estado Mayor Conjunto, el general Mark Milley, ha recalcado que "el Ejército turco es perfectamente consciente con coordinadas explícitas de la ubicación de las fuerzas estadounidenses".

"Todo el mundo es perfectamente consciente de que somos el Ejército de Estados Unidos y que nos reservamos el derecho a la autodefensa", ha agregado, sin hacer mención específica al ataque con artillería.

Por su parte, el Ministerio de Defensa turco ha afirmado en un comunicado que adoptó todas las medidas necesarias para garantizar que ninguna base estadounidense sufre daños en el marco de su ofensiva.

"Antes de los disparos se adoptaron todo tipo de medidas para evitar daños a la base estadounidense", ha dicho, al tiempo que ha reiterado que "no hubo disparos contra Estados Unidos y la coalición".

En este sentido, ha apuntado que el ataque con artillería fue llevado a cabo en respuesta a los disparos de proyectiles de mortero desde una posición situada "unos mil metros al sur del punto de observación estadounidense".

La ofensiva, llamada 'Operación Manantial de Paz' por las autoridades turcas, se inició con bombardeos aéreos y de artillería, para a continuación pasar a una operación terrestre.

La ofensiva arrancó días después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, diera un giro de 180 grados a la alianza de Washington con las FDS, hasta entonces un aliado clave en la lucha contra Estado Islámico, y retirara sus tropas de la zona para permitir la operación.

Desde entonces, la mayoría de los países de la comunidad internacional han cargado contra Ankara y han advertido de que la operación podría tener un impacto negativo contra la lucha contra el grupo yihadista.

Sin embargo, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha resaltado este mismo viernes que Ankara no detendrá su ofensiva, independientemente de las críticas y peticiones en este sentido a las autoridades del país.

"Estamos recibiendo amenazas desde izquierda y derecha para que detengamos este camino. Se lo dije a (el presidente de Estados Unidos, Donald) Trump y se lo digo al resto (...) No daremos marcha atrás", ha dicho.

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper, pidió el jueves a su homólogo turco, Hulusi Akar, que se "interrumpa" la ofensiva para tratar de rebajar las tensiones antes de que se llegue a una situación "irremediable".

Etiquetas

Lo más