Trump, en el ecuador de su presidencia

El presidente norteamericano cumple dos años en la Casa Blanca

Trump departs White House for Dover Delaware

JJL01. Washington (United States), 19/01/2019.- US President Donald J. Trump prepares to speak to the media about Syria, Nancy Pelosi, and his proposed border wall as he departs the White House for Dover Air Force Base, where he will await the remains of four Americans killed in Syria, on the South Lawn of the White House in Washington, DC, USA, 19 January 2019. ISIS claimed responsibility for the suicide blast. Less than one month ago, President Trump tweeted 'We have defeated Isis in Syria.' (Siria, Estados Unidos) EFE/EPA/JIM LO SCALZO JIM LO SCALZO

  • item no encontrado

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 03:58

Ya han pasado dos años de la de la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca. Faltan otros dos años para que un nuevo presidente o el  propio Trump vuelva a jurar su cargo en las escalinatas del Capitolio en Washington.

Han sido dos años que medios como The New York Times o The Washington  Post –tradicionalmente muy críticos con  el  actual  presidente-   han definido como una batalla diaria del presidente, no solo contra sus oponentes políticos, sino también contra sus propios aliados, incluidos los miembros de su gabinete. Dos años tumultuosos que en el futuro pueden ser vistos como dos años relativamente tranquilos si se cumplen las expectativas de lo que puede ocurrir en los dos últimos años de su presidencia. Y es que algo muy importante ha cambiado  en Washington. Trump ya no tiene todo el poder. Las últimas  elecciones  legislativas   de  noviembre  de 2018  devolvieron  el poder  de  la Cámara  de  Representantes  al  partido demócrata.  No  tardaremos  en  ver a  miembros  de  la  familia Trump, antiguos  asociados,  miembros  de  su  campaña electoral    desfilar  por  las diferentes comisiones  de  investigación  que  tienen  previsto  convocar  los  demócratas.  Todo   ello   hasta  que el  fiscal  especial Robert Mueller   presente  el  informe  que está  elaborando  sobre  la  posible colaboración  entre  el  presidente y su  campaña con Rusia. Llegados  a ese  punto   las  presiones  sobre  la   presidenta  de  la Cámara  de Representantes Nancy Pelosi aumentara  notablemente para que inicia el  procedimiento  de “impeachment”, el  proceso  para  desalojar  a Trump  de  la Casa Blanca.

Durante  los dos  primeros años  de su  presidencia Trump  ha visto  como  su  abogado personal   le  ha  traicionado  y  le  ha  dejado  en una situación  muy  delicada   por   los  pagos  para   evitar  que dos  mujeres contaran –durante  la  campaña electoral- sus  relaciones íntimas con  el  ahora  presidente y  le  ha señalado como  incitador  para  que  mintiera  al Congreso.  Ha  visto  como  su  jefe  de campaña  ha  entrado  en  la  cárcel, como su  primer  consejero  de  seguridad  nacional  pactaba  con  el  fiscal especial para evitar  la  carcel y como su  fundación  familiar  tenía  que  cerrar sus puertas  ante  las  numerosas  irregularidades cometidas.

En  sus dos  primeros años  de  presidencia Trump  ha devorado  a   los  que muchos consideraban  los  miembros  más  cabales  de  su  gabinete, el secretario  de estado Rex Tillerson y  el secretario  de  defensa Jim Mattis,  ha socavado  las  relaciones  con  los  aliados  históricos de los Estados Unidos y ha  abandonado   la  defensa  de  los  derechos  humanos por  el  caso  del  periodista saudí asesinado  Jamal Khashoggi. Trump, sin consultar  con  sus aliados,  anunciaba  la  retirada  de  las  tropas  estadounidenses  de Siria  al  tiempo  que  anunciaba  la  aniquilación  del  llamado  Estado Islámico. Unos días  después  de esa declaración  cuatro  soldados estadounidenses  morían  en Siria.

Y EL  MURO CON MÉXICO

En estos dos  años no  se  ha  olvidado  Trump  de   una  de  sus  principales  promesas electorales: el muro  en  la  frontera sur,  el  muro  con México. Esta  promesa  ha  tenido  como consecuencia  el  cierre  más  prolongado   de  parte del  Gobierno Federal  de  los Estados Unidos.  La negativa del  presidente  a  firmar   unos  presupuestos   que no  contemplen   una  partida  de  5,700  millones  de  dólares  para  la construcción  de ese  muro y  la  falta de dialogo con  la oposición   ha  provocado  que  800.000 funcionarios  tengan que  trabajar  sin  cobrar  o esperar  en  sus casas  a  que  se  solucione este  problema.

La bonanza en  Wall Street, subrayada  por  su  reforma  fiscal   temblaba  por   la  guerra comercial  con China y las amenazas  de   cesar  al Presidente  de  la Reserva Federal Jerome Powell.

ESTO IRA A PEOR, NO A MEJOR

Con  un  índice  de  popularidad  que no llega  al  40  por cien  Trump  afronta   los  dos últimos años  de  su  presidencia con    unas encuestas,  que por  primera  vez este  mes  de  enero,  han   registrado   un  descenso  de sus  apoyos entre  los sectores  de  población   que  siempre  se  habían  mostrado  fieles al presidente, especialmente hombres y mujeres  de  raza  blanca sin estudios superiores y  blancos evangélicos.

Cada  vez  más  aislado,  Trump dedica  más  horas  al día  a  ver  la  televisión,  los  canales  de  solo  noticias con  los  que  muchas  vez  establece  un debate dialectico  a través de las  redes  sociales.

Michael Steel,  asesor  durante  años  del  Partido Republicano  declaraba  al  New York Times “que  nada  de  lo  que  le  espera  al   presidente  durante  los  próximos dos  años será  parecido  a  lo  que  ha  tenido  que  hacer  frente en   los dos  años  previos”. Steel  insiste  en  que “la sensación  de  que  el  presidente  está cada vez  más  arrinconado  por  sus  problemas   legales y  sus enemigos  políticos hace  pensar    que lo  que  está  por  llegar   no será en  ningún  caso  mejor, sino  peor”.

Etiquetas

Lo más