Sumerge la cara de su empleado en agua hirviendo

En japón, un jefe ha metido la cara de su empleado en una olla con agua hirviendo

Un hombre mete el rostro de otro en una olla

Un hombre mete el rostro de otro en una olla. Youtube

Cope.es

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 04:48

Año 2015. Un jefe sumerge la cara de uno de sus empleados varias veces en una olla de agua hirviendo. Sucedió en Japón durante una fiesta de fin de año. Tres años después de que ocurrieran los hechos, el escándalo se ha conocido porque la víctima decidió poner una denuncia contra el presidente de la compañía.

La revista semanal de noticias Shukan Shincho divulgó un vídeo que se ha vuelto viral. En el puede verse cómo un hombre coge a un hombre de la nuca y luego lo sumerge varias veces en una olla de agua hirviendo. Se puede escuchar como las personas que están alrededor y ven lo que está sucediendo, se ríen.

En las imágenes se observa a un grupo de personas en un restaurante con jarras de cerveza y platos de comida en la mesa. En el centro de la mesa hay ollas de agua hirviendo, donde se cocinan carnes y verduras.

El vídeo se grabó, aparentemente, desde al menos dos teléfonos móviles

Asimismo, también se muestra una imagen de cómo quedó el rostro de la víctima después de la agresión, repleta de múltiples quemaduras que, según la demanda presentada, tardaron un mes en sanar.

En Japón no existen estatutos que prohíban el abuso de poder en el ámbito laboral, por eso, algunos jefes recurren a prácticas que en otros lugares serían duramente castigados. 

El abogado de la víctima informó, a los medios locales, que ha presentado una denuncia penal contra el jefe y que su intención es que el jefe repare los daños causados a su defendido 

Hasta el momento, no se conoce la identidad del empleado ni las razones por las que no ha interpuesto una denuncia hasta pasados tres años. Sí se ha hecho público el nombre de la empresa. El periódico Mainichi identificó a la empresa como MELM, una agencia de entretenimientos con base en Tokyo.

Lo más