COPE

Primeras restricciones por covid-19 en Suecia, el país alérgico a las prohibiciones

Mari Cruz Sánchez, una enfermera murciana, cuenta a COPE desde allí que “hay mucho trabajo en los servicios de salud mental porque la gente está hecha polvo”

Audio

Manuel Ángel Gómez
@manuiza64

Jefe de Internacional de COPE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 08:58

La gente mayor lo está pasando muy mal porque hace muchísimo tiempo que no ve a la familia, les ven desde la ventana, desde la distancia, y lo están llevando mal”, dice Mari Cruz Sánchez Vera, una enfermera murciana que lleva viviendo casi nueve años en la ciudad de Örebro, a 200 kilómetros Estocolmo. Trabaja allí para la comuna -el ayuntamiento- en la atención de pacientes con cáncer y diabéticos atendiéndoles en sus casas. “Tenemos un listado de pacientes a los que visitamos diariamente; ahora con la pandemia intentamos visitar siempre a los mismos pacientes para contagiar lo menos posible, aunque llevamos medidas de protección, llevamos mascarillas, nos ponemos calzas, también guantes, nos lavamos mucho las manos, antes de entrar, al salir…”, explica a COPE.

Mari Cruz dice que “han empezado a empeorar las cosas en Suecia, hasta hace poco estábamos bien, pero han empezado a subir otra vez los casos, sobre todo en Estocolmo” y en otras ciudades. Las cifras se han disparado en las últimas semanas, con 556,5 nuevos casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, el doble que Dinamarca y más que Holanda, Reino Unido y España. Hasta la fecha ha registrado 208.295 positivos por covid-19 y 6.406 fallecimientos. Al principio de la pandemia el gobierno sueco dio una respuesta más relajada, sobre todo con recomendaciones y pidiendo responsabilidad a los ciudadanos. La gente respeta las normas “con una resignación que yo alucino; el gobierno dice una cosa, y la mayoría se resigna y las acata”, asegura Mari Cruz. Sin embargo, la segunda ola de contagios está llevando al gobierno de Stefan Löfven a introducir restricciones como la prohibición de la venta de alcohol en bares y restaurantes a partir de las diez de la noche, y la limitación de la reuniones públicas de más de ocho personas, una medida que entra en vigor este martes.

Además, "han recomendado que no se vaya a los gimnasios, ni a las bibliotecas, la universidad está funcionando a distancia, para después de Navidad se prevé que los alumnos de instituto también tengan clases a distancia, y por primera vez están aconsejando que se utilicen mascarillas; hasta ahora los pacientes de riesgo sí llevaban mascarilla, pero por aquí por la calle no se lleva mascarilla”, señala la enfermera. Al mismo tiempo se han suspendido las visitas a las residencias de personas mayores. “La mayoría de los fallecidos en Suecia han sido ancianos, a pesar de que el sistema de residencias funciona muy bien”, añade.

Mari Cruz Sánchez Vera es la presidenta de la Casa de la Región de Murcia en Suecia, “una asociación cultural y de formación, en la que organizamos cursos gratuitos de sueco para españoles, impartidos por el Instituto Cervantes; difundimos la cultura de Murcia y la cultura española, y tenemos a catalanes, andaluces, suecos…” Cuenta que se trasladó a Suecia para crear esta asociación porque su hermana ya vivía allí y -después de unas cuantas visitas- se enamoró del país. Y reconoce que estas Navidades “se presentan un poco tristes” porque no podrá viajar a España, “pero es lo que nos toca”.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo