COPE

Países Bajos planea subir el salario mínimo, pensiones y gasto en Defensa

La pensión estatal también se subirá en el mismo porcentaje a partir de 2023 y se hará en tres etapas anuales

Países Bajos planea subir el salario mínimo, pensiones y gasto en Defensa

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 19:02

El gobierno de Países Bajos ha aprobado este viernes un memorándum especial por el que se compromete a subir el salario mínimo y la pensión estatal en un 7,5 % a partir del próximo año, y aumentar el gasto en Defensa con el objetivo de cumplir el estándar de la OTAN del 2 % del PIB en Fuerzas Armadas.

Los cuatro partidos de centroderecha que gobiernan en Países Bajos han estado debatiendo este memorándum especial durante varias semanas, después de que se dieran cuenta de que varios contratiempos, especialmente la guerra en Ucrania, obligan a reajustar los planes iniciales que recogían en el acuerdo de coalición con el que formaron gobierno en enero.

La ministra neerlandesa de Finanzas, Sigrid Kaag, explicó después del Consejo de Ministros que se acordó empezar a subir el salario mínimo el próximo año, en lugar de en 2024, como estaba previsto, y el aumento se distribuirá en tres años hasta alcanzar el 7,5%.

La pensión estatal también se subirá en el mismo porcentaje a partir de 2023 y se hará en tres etapas anuales.

Estas dos medidas son un esfuerzo del gobierno para obtener apoyo de la oposición en el Senado, Cámara donde -a diferencia del Congreso- no cuenta con mayoría para aprobar las medidas más controvertidas, donde sólo controla 32 escaños, seis para alcanzar la mayoría.

El Gobierno también destinará más fondos a Defensa para cumplir en 2025 con el estándar de la OTAN, que establece el gasto en las fuerzas armadas en un 2 % del PIB, puesto que Países Bajos ha estado por debajo de ese porcentaje durante años, lo que supondrá que se sumarán “varios miles de millones” de euros a Defensa, según Kaag.

Además, se incrementará el impuesto de sociedades y sobre el capital para cubrir los gastos adicionales, y se renuncia a la aplicación de beneficios fiscales previstos para empresas e individuos con patrimonio.

Por otro lado, el Ejecutivo quiere destinar más de 2.000 millones de euros menos a fondos para el clima, la crisis de emisiones de nitrógeno y las inversiones en infraestructuras, investigación e innovación, entre otros, aunque asegura que se mantiene la ambición de resolver los “grandes problemas sociales”.

Eso no supone que se dejará de invertir en la lucha contra el cambio climático, añade el gobierno, porque “estas inversiones son necesarias para evitar costes aún mayores para las futuras generaciones”.

El Gobierno neerlandés tuvo que reajustar sus planes para reunir entre 10 y 15 millones de euros que se necesitan para cubrir las consecuencias de eventos imprevistos como la guerra en Ucrania, que ha causado la subida de precios de la energía y los alimentos, disminuyendo por consiguiente el poder adquisitivo de los ingresos medios y bajos.

El déficit en el presupuesto nacional queda ahora en el 3,4 % del PIB, subraya la televisión pública NOS.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2