PROTESTAS NICARAGUA

Miles de nicaraguenses exigen la dimisión su presidente por violencia

Las protestas de los nicaraguenses están generadas por las 351 muertes que se ha cobrado la crisis sociopolítica más sangrienta desde 1980

Opositores piden la deimision de Ortega

COPE.es

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 12:47

Miles de nicaragüenses han salido hoy a las calles de Managua para exigir la salida de Daniel Ortega del poder, en el primer día de protestas públicas contra el Gobierno. Estas protestas se producen tras 86 días de una crisis que dejado al menos 351 personas muertas, según organizaciones humanitarias.

La marcha ha transcurrido sin incidentes. Algunos de los manifestantes afirman que están "hartos de Ortega y de su corrupción", y que han acudido a la marcha "para luchar por la libertad". En la protesta han participado personas de distintas generaciones, como una abuela que se identificó como Rosa, que ha afirmado que marcha "por mis hijos, por mis nietos, por una Nicaragua libre". 

La caminata se ha desarrollado en medio de un ambiente festivo, animado con bandas rítmicas, trompetas de todo tipo y disparos al aire de morteros artesanales, que normalmente son utilizados para animar fiestas patronales y últimamente como método de defensa ante la represión gubernamental. La algarabía no ha impedido que se escucharan consignas como "el pueblo unido jamás será vencido", o "¡eran estudiantes, no eran delincuentes!", en referencia a los primeros fallecidos durante la represión. Muchos de los manifestantes que han acudido a la manifestación han llevado los rostros tapados, para evitar ser agredidos por personas afines al Gobierno al regresar a sus casas.

Algunos de los manifestantes han reconocido su temor de acudir a la protesta debido a las 351 personas que han muerto en la represión contra las manifestaciones que comenzaron el 18 de abril. "Claro que tengo miedo de salir a la calle porque sé de lo que son capaces", explicó a Efe Henry Martínez, quien aseguró que formó parte del oficialista Frente Sandinista para la Liberación Nacional (FSLN). "El Estado es el encargado de velar constitucionalmente por nuestra seguridad y es el que hoy nos está asesinando. Yo, como joven, no puedo quedarme de ojos cerrados, de brazos cruzados sin alzar mi voz contra este Gobierno que desde hace 3 meses nos viene quitando la paz", agregó Martínez.

Por su lado, el Gobierno llamó a los trabajadores del Estado y a sus simpatizantes a conmemorar el 39º aniversario del llamado repliegue táctico a Masaya. "El día viernes 13 de julio estaremos conmemorando el 39 aniversario del histórico repliegue táctico a Masaya, #AlRepliegueConDaniel, con una caravana masiva de motocicletas, automóviles, camionetas y camiones, llenos de alegría, convicción y mística revolucionaria", dice la invitación del Gobierno. Ortega encabezará la celebración del 39º aniversario del repliegue táctico que los guerrilleros sandinistas hicieron hacia Masaya (sureste) -declarada "territorio libre del dictador" por sus habitantes-, antes de derrocar al gobierno de Anastasio Somoza Debayle.

Tanto la iglesia Católica como organizaciones de derechos humanos, empresarios, productores y otros sectores de la población de Nicaragua han pedido a Ortega no celebrar el repliegue, porque consideran que agravaría la crisis. Un manifestante de la Iglesia de Nicaragua ha asegurado que están "a favor de esta lucha cívica" y que esperan la ayuda de la comunidad internacional.

 

Nicaragua atraviesa la crisis sociopolítica más sangrienta desde la década de 1980, con Ortega también como presidente. Las protestas contra Ortega se iniciaron el 18 de abril pasado, por unas fallidas reformas a la seguridad social y se convirtieron en un reclamo que pide la renuncia del mandatario, después de once años en el poder, con acusaciones de abuso y corrupción en su contra.

Lo más