COPE

Los intereses de China en África: ¿Cooperación o neocolonialismo?

China ha realizado una gran inversión en los países africanos para un progreso bilateral, pero hasta el momento la parte beneficiada ha sido el país asiático

Los intereses de China en África: ¿Cooperación o neocolonialismo?

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 19:06

El desarrollo económico de China ha tenido una gran relación con el continente africano desde el inicio de su expansión. Los objetivos actuales son muy diferentes a los del inicio de sus relaciones, y la línea entre cooperación y una estrategia imperialista del país asiático es muy delgada. Los inicios de esta relación entre estos dos territorios se remonta a mediados del siglo XX, con la defensa de argumentos contrarios al imperialismo y basando su apoyo en la solidaridad, el desarrollo mutuo y la confianza política. La versión oficial de China es la colaboración igualitaria y la confianza mutua para fomentar el desarrollo, aunque esta situación parece no estar dándose de forma igualitaria.

Intereses de China en África

La República Popular de China basa actualmente su relación con el continente africano en la obtención de recursos energéticos y materias primas, ampliar sus productos a un nuevo mercado y aumentar su protagonismo diplomático en el mundo a medida que su crecimiento económico aumenta.

Las políticas de China siguen la línea de apoyar a estos países con visitas de los dirigentes del país, concesiones y donaciones para apoyar los proyectos de los países africanos, lo que genera que China se beneficie en el ámbito económico con un aumento de la producción petrolera. Por otro lado, el país asiático también se ha beneficiado en el desarrollo empresarial en el continente para explorar nuevas oportunidades de mercado y controlar los recursos del territorio. África posee un tercio de las reservas minerales del mundo y algunos países como Nigeria o Argelia cuentan con grandes reservas de recursos energéticos como petróleo y gas natural. Pese a que producen poco más del 5% de los recursos minerales mundiales, los más demandados en la economía actual sí que representan un porcentaje significativo. Esto explica el gran interés de la República Popular de China en el continente y por qué esta invirtiendo grandes cantidades en estos países y desarrollando un gran tejido empresarial que supera las 10.000 empresas.

Otro de los puntos principales de la política económica de China en el territorio africano son las facilidades de préstamos que otorgan a los países de África. Esta estrategia es beneficiosa por diferentes vías para la república asiática, ya que es su principal socio y no solo busca el beneficio económico de estos préstamos, sino también que el continente se desarrolle para poder aumentar el comercio.

Además, los países de África son los territorios más comprometidos para invertir según el Banco Mundial, pero es algo con lo que China parece contar. Las deudas de los países se pueden pagar con esos recursos naturales y materias primas tan necesarias para China o bien con las estructuras que se han desarrollado con el dinero de esos préstamos, pasando a manos de China.

África ve en china un país amigo con el que desarrollarse a cambio de ceder parte de sus recursos. Sin embargo, estas relaciones y crecimiento durante el pasado reciente no ha generado una mejora del nivel de vida de los países africanos. Por este motivo, surge la pregunta de si realmente es una cooperación o es un neocolonialismo, aunque las previsiones afirman que ocho de los diez países que más crecerán en el futuro serán africanos. Respecto a la relación de socios principales, los estudios revelan que la llegada de productos más fiables y baratos desde China a los países africanos está debilitando el mercado nacional debido a la imposibilidad de competir.

La complicidad de China en el golpe de estado de Sudán

En los últimos dos conflictos más importantes de África, China ha estado relacionado. Oficialmente no ha apoyado ningún régimen autoritario ni ninguna guerra, pero ha seguido operando con estos países y vendiendo armas a los implicados.

Sudán ha sido uno de los países en los que más inversiones ha realizado China por su gran volumen de recursos y por su situación geográfica, absorbiendo hasta el 60% de la producción petrolera del país. Este desarrollo levantó una gran polémica debido a que el territorio se encontraba bajo la dictadura de Al-Bashir, que causó miles de muertes. Su actitud mostró su principal objetivo: beneficiarse de estos países independientemente de la situación de sus ciudadanos y aprovecharse de los gobiernos corruptos para crecer.

Desde Occidente las opiniones son claras y temen que este neocolonialismo lleve a China a tener un mayor poder político e influencia en el continente africano.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Reproducir
Directo La Tarde

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Escuchar