COPE

El 'impeachment' desde dentro: agua, leche y chocolatinas

El  juicio político para la destitución del presidente Trump se celebra tanto dentro como fuera del salón de plenos del Senado

Vídeo

 

Corresponsal de COPE en Estados Unidos

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 10:54

El  juicio político para la destitución del presidente Trump - conocido como "Impeachment" - se celebra tanto dentro como fuera del salón de plenos del Senado. En su  interior los senadores no tienen la posibilidad de intervenir, no  pueden consultar sus teléfonos móviles ni ningún otro aparato electrónico. No pueden  tampoco  leer  nada que no esté relacionado  con el caso. Muchos ocupan  las horas dibujando, jugando con lápices y a alguno se le ha visto durmiendo. En el escenario  del “impeachment”, los senadores solo  pueden consumir  agua y  leche –el  café y, por supuesto, las bebidas alcohólicas están  prohibidas-. En  uno  de los  pasillos de hemiciclo  hay  un  pequeño  mueble con dos  cajones  que guardan  golosinas- fundamentalmente chocolatinas- , que sí pueden consumir. Es un  mueble que tanto demócratas como  republicanos consideran  neutral. Hay chocolatinas para todos.

Es al final  de las sesiones o en  las escasas  pausas que permite el  procedimiento cuando los senadores expresan sus opiniones. En las  primeras horas del  juicio tuvieron que escuchar –ya de madrugada-  como  uno  de los fiscales demócratas acusaba a los senadores republicanos de  un comportamiento  traicionero, de ser cómplices de  la operación  de encubrimiento del  presidente Trump por rechazar las declaraciones  de  nuevos  testigos y el examen de nuevos documentos. “O buscan  la  verdad –decía uno de los  fiscales-  y  permiten las declaraciones de nuevos testigos o serán participes de un  vergonzoso  encubrimiento. La  historia,  el  electorado –concluía  el fiscal- los  juzgara”. El Senado-  repetían  los fiscales demócratas-  también está siendo  juzgado.

Estas afirmaciones no  gustaban  ni a republicanos ni  tampoco  a los demócratas. “Esto es un  insulto  al  Senado  -decía un  senador republicano- no  tenemos por qué seguir  en el circo  de  payasos que se  montó en  la  Cámara de Representantes”. Para los  senadores demócratas tampoco es  esta la estrategia adecuada si  se trata de convencer  a los republicanos para que  acepten  nuevos testigos  y documentos y   para que  destituyan  al  actual  presidente de  los Estados Unidos.  “Este no es el  camino - decía otro senador demócrata-  hay que escoger mejor las palabras”. Palabras que  tampoco cuidaba el  presidente Trump cuando  decía que los demócratas eran  malos y corruptos. Trump  provocaba a los fiscales al afirmar  que tenía los documentos que  buscan  los demócratas. “Nosotros –decía Trump-  tenemos todo el  material. Ellos no  tienen el material”.

El  propio presidente del  tribunal supremo , John Roberts, el encargado  de dirigir las sesiones  del  juicio tuvo que  intervenir para recordar  a fiscales y abogados defensores que fueran conscientes del  lugar en el que se encontraban y al que se  dirigían: el Senado  de los Estados Unidos.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

Lo más

En directo

Directo La Noche

La Noche

Con Beatriz Pérez Otín

Escuchar