COPE

Guerra en Etiopía: “Si los rebeldes tigriños entran en Adis Abeba será un baño de sangre”

“La guerra ha tomado un cariz de venganzas personales y de matanzas”, dice a COPE un misionero español que vive en Hawassa

Audio

Manuel Ángel Gómez
@manuiza64

Jefe de Internacional de COPE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 11:51

“Todas las embajadas están aconsejando a sus ciudadanos que se marchen del país”, cuenta Juan González Núñez, un misionero comboniano que llegó por primera vez a Etiopía hace 45 años. La guerra en este país -el segundo más poblado de África- estalló el 4 de noviembre de 2020 por una disputa entre las autoridades de la región de Tigray y el gobierno del primer ministro etíope, Abiy Ahmed. “El ejército ocupó la región de Tigray, parecía que la cosa estaba pacificada, pero ni mucho menos. Lo que ellos hicieron fue retirarse, esconderse y esperar para organizarse y tomar la ofensiva, y es lo que está sucediendo en estos momentos”, señala.

Un año después, las fuerzas del Frente Popular de Liberación de Tigray están a menos de 200 kilómetros de Addis Abeba, la capital de Etiopía. El misionero español explica que “temen una posible entrada de los guerrilleros en Addis Abeba, y yo diría que militarmente sí que podrían porque están mucho mejor equipados, mejor organizados, mientras que el ejército federal está medio en descomposición. Militarmente lo conseguirían, pero la cuestión es si políticamente a los guerrilleros les conviene”. Además, cree que “sería un baño de sangre; si hay resistencia y el gobierno central no se aviene a ninguna negociación, y entran en Addis Abeba sería con lucha y moriría muchísima gente, porque participaría posiblemente en la resistencia mucha gente civil que no tiene armamento ni nada, sería terrible”.

Según este religioso -nacido en Orense, y que ahora vive en Hawassa, a 270 kilómetros de Addis Abeba- “este año de guerra ha creado un odio muy profundo que no permitiría a los tigriños mantener el poder. La guerra ha tomado un cariz terrible, de venganzas personales, de matanzas, de destrucción”. En 1991 el TPLF, los que ahora son los guerrilleros del Tigray, entraron en Addis Abeba, derrocaron el gobierno de Mengistu Haile Marian y gobernaron Etiopía hasta 2018. Cuenta Juan González Núñez que “en 2017 y 2018 hubo grandes revueltas de descontento por la corrupción y por la opresión, el primer ministro renunció, y se celebraron elecciones. Los de Tigray se fueron a su región y allí se hicieron fuertes, tenían muchísimas armas que habían acumulado mientras estaban en el gobierno”. Asegura que “en el 91 ellos entraron en un momento en el que la población los veía con cierta simpatía porque estaban hartos de Mengistu, pero ahora no es así, la mayoría todavía está con Abyi y ciertamente está contra los tigriños. Si ellos toman Addis Abeba dudo que consigan unificar la nación; habría levantamientos por todas partes”.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar