COPE

Casi un millar de combatientes de Azovstal son convertidos en prisioneros de guerra: ¿qué pasará con ellos?

Desde el Gobierno ucraniano afirman que hay negociaciones de intercambio entre prisioneros

Rusia hace prisioneros en la acería de Mariúpol: ¿qué será de ellos?

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 22:02

El pasado 17 de mayo, Ucrania daba por concluida la defensa de la acería de Azovstal. Por tanto, caía un símbolo de la resistencia ucraniana. Rusia anunció que los soldados se habían rendido y que pasaban a ser prisioneros de guerra. Según el propio país ruso, habían sido apresados casi un millar de militares. Según la BBC, los soldados capturados han sido enviados a ciudades como Novoazovsk y Olenivka, que se encuentran en manos de rebeldes respaldados por Rusia.

Un número importante de reclusos han caído en manos de los rebeldes prorrusos, pero no todos los combatientes atrincherados han abandonado la acería.

Casi un millar de combatientes de Azovstal son convertidos en prisioneros de guerra: ¿qué pasará con ellos?



Ucrania aboga por el intercambio de presos de guerra

Desde Ucrania, desean que se produzca un intercambio de combatientes. Así lo ha explicado la viceministra ucraniana de Defensa, Hanna Maliar, que ha asegurado que había negociaciones en marcha por la liberación de esos soldados. Una línea que ha seguido la viceprimera ministra y ministra para la Reintegración de los Territorios Temporalmente Ocupados de Ucrania, Iryna Vereschchuk, comentando que una vez se recuperen los heridos, espera que estos soldados sean "canjeados por prisioneros de guerra rusos".

Uno de los que se ha ofrecido para el intercambio con residentes de Mariúpol ha sido el empresario prorruso Víctor Medvedchuk. El político es íntimo amigo del presidente de Rusia, Vladímir Putin, y cayó en manos de Ucrania el pasado martes. El oligarca se ha ofrecido a los líderes de ambos países para dar su libertad a cambio de los residentes de Mariúpol.

Según el medio 'Bussiness Insider', Medvedchuk era la opción con la que Rusia contaba para colocar en el poder en Ucrania en caso de que se tomara Kiev. No obstante desde el Kremlin se ha desmentido esta información.

Por otro lado, los británicos Shaun Pinner y Aiden Aslin, se han ofrecido a Boris Johnson como moneda de cambio con Medvechuk, según 'Sky News'. Las familias de estos dos prisioneros han pedido que tenga lugar esta negociación y han aclarado que sirvieron de forma legal en las Fuerzas Armadas ucranianas, por lo que deben ser tratados como prisioneros de guerra como consta en la Convención de Ginebra.

Casi un millar de combatientes de Azovstal son convertidos en prisioneros de guerra: ¿qué pasará con ellos?



Rusia no parece estar por la labor

No obstante, se teme que desde el Gobierno de Putin se vayan a decretar ejecuciones sumarias. De hecho, Amnistía Internacional, a través de un comunicado, ha expuesto que "los soldados del Batallón Azov han sido deshumanizados por los medios rusos" y tildados de 'neonazis' por parte de la propaganda difundida por el presidente ruso. Una interpretación que "despierta una grave preocupación sobre su destino como prisioneros de guerra".

Ideas similares a las que exponen políticos rusos como el presidente de la Cámara de Diputados de Rusia, Viacheslav Volodin, llamándoles "criminales de guerra". Llegan más allá las declaraciones del diputado ultranacionalista,Leonid Slutski, que propone hacer una excepción en la moratoria sobre la aplicación de la pena de muerte.

Amnistía Internacional ha afirmado que tiene documentados "asesinatos sumarios" a manos de milicias prorrusas en el Dombás, además de ejecuciones extrajudiciales de civiles ucranianos por fuerzas rusas. Un final que, esperan desde Amnistía Internacional, no tengan los presos de guerra. De hecho, según explica la organización, no deberían estar sujetos a ningún tipo de maltrato ni tortura y sí recibir acceso al Comité Internacional de la Cruz Roja.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro.

Reproducir
Directo La Tarde

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro.

Escuchar