Torra vuelve a avisar de que se enfrentará a la Justicia: "No podemos aceptar las sentencias" condenatorias

El president  intervino durante una "cena amarilla" solidaria con los "presos y exiliados" soberanistas

Torra pide encender pacíficamente Cataluña en las próximas semanas y meses

 

AGENCIAS

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 22:15

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha insistido esta noche en que no aceptará una sentencia condenatoria sobre el procés, y en esta línea ha remarcado: "No me siento culpable del 1 de octubre. Estoy orgullosísimo".

En el acto de inauguración de una plaza dedicada al 1 de octubre en Sant Cugat del Vallès (Barcelona), el presidente catalán se ha referido así a una hipotética sentencia condenatoria a los dirigentes soberanistas que están en prisión preventiva: "No podemos aceptar las sentencias, porque aceptarlas quiere decir que cometieron un delito, y nosotros votamos a nuestros representantes para que, pacífica y democráticamente, cada paso que daban en la organización del referéndum, fuera votado en el Parlament. Votamos para que lo hicieran (...) Somos tan culpables como ellos", ha sentenciado.

Asimismo, ha añadido: "Yo no me siento culpable de haber organizado el referéndum, de haber entrado el viernes en mi colegio para defender que votáramos. No me siento culpable del 1 de octubre. Estoy orgullosísimo del 1 de octubre", ha dicho en alusión al referéndum ilegal de ese día.

El presidente ha hecho este domingo un llamamiento a todos los catalanes a "encender pacíficamente, democráticamente, no violentamente" Cataluña en las próximas semanas y meses, porque "no podemos renunciar a la libertad" ni "ser menos que cualquier otro ciudadano europeo".

En un acto anoche en Santa Coloma de Farners (Girona), Torra intervino durante una "cena amarilla" solidaria con los "presos y exiliados" soberanistas. "Yo os pido, como pido a toda Cataluña, que en estas semanas y meses que vendrán tengamos esta misma mirada, volvamos a encender pacíficamente, democráticamente, no violentamente este país", aseveró Torra ante las cerca de 300 personas presentes.

El presidente catalán instó también a "iniciar esta marcha por nuestros derechos civiles, sociales y nacionales", porque "no podemos renunciar a la libertad". "No podemos renunciar al derecho de ser libres. Tenemos derecho a tener derechos. Tenemos derecho a tener nuestros derechos civiles como cualquier otro ciudadano europeo, no podemos ser menos que cualquier otro ciudadano europeo. ¿Por qué nos hemos de resignar a ser menos que un ciudadano escocés? No, no renunciamos", concluyó. 

Además se ha referido al próximo aniversario del referéndum 1 de octubre y ha opinado que esa jornada fue "un gran día de victoria que nos señala el camino", ya que, ha dicho, "ganamos contra un Estado que lo había probado todo y supimos resistir y lo defendimos".

Torra ha hecho esta referencia durante en acto inaugural de la urbanización del tramo central de la riera de Arenys de Munt (Barcelona), según ha informado la Generalitat en un comunicado.

Tras citar la experiencia del 1 de octubre, ha añadido: "Esto es lo que tenemos que hacer a partir de ahora: resistir y defender cada paso que demos hasta llegar al momento final".

El gobierno catalán se reunirá el 1 de octubre de forma extraordinaria en Sant Julià de Ramis (Girona), el pueblo en el que tenía que votar el expresidente Carles Puigdemont, y en el que se produjeron las primeras cargas policiales para impedir aquella votación.

El presidente catalán también ha aprovechado su presencia en esta población del Maresme para visitar el centro que acogió una consulta por la independencia convocada en 2009, de la que ha dicho que "marcó el camino a lo que fue después el 9N y, sobre todo, al referéndum por la autodeterminación del 1 de octubre", que fue declarado ilegal por el Tribunal Constitucional.

Etiquetas

Lo más