• DIRECTO

    Tiempo de Juego

    Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

La sentencia de Gürtel, un jarro de agua fría para el PP

Génova espera que el Supremo atienda a razones y acepte las tesis que presentarán en su recurso

La sentencia de Gürtel, un jarro de agua fría para el PP

 

María Dabán
@MarDab1

Jefa de Nacional de COPE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 27 ago 2018

Poco le ha durado al PP la alegría por la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado. La sentencia de Gürtel ha caído como un jarro de agua fría en la sede del partido. En la calle Génova admiten que “así no hay forma de levantar cabeza” y eso que se esperaban la condena como partícipes a título lucrativo. Pero “llueve sobre mojado” y, por mucho que esa condena sea civil e implique haberse lucrado, de cara a la sociedad no se ve así. Se ve como si en el el PP fueran todos unos chorizos. Y lo malo es lo que queda todavía por dirimirse. Por ello, piensan, que “será difícil poder remontar esta situación”.

Génova espera, eso sí, que el Supremo atienda a razones y acepte las tesis que presentarán en su recurso. Tesis que se apoyarán en el voto particular dictado por el presidente de la Sala, Ángel Hurtado, que proponía su absolución. Parte de la argumentación del PP se ha centrado en recordar que todos los implicados están fuera de la formación desde hace tiempo (“ya se asumieron responsabilidades políticas”, aseguran); que no se les acusaba en la causa general, sino por lo referente a lo que hicieron los responsables de Majadahonda y Pozuelo; que nadie de la dirección estaba imputado; y que el caso data del 2003, un año en el que Mariano Rajoy ni siquiera era todavía presidente del partido.

El coordinador general, Fernando Martínez Maillo; y el portavoz en el Congreso, Rafael Hernando, han tenido que poner hoy cara y voz a esas teorías del PP y rebatir las críticas de una oposición que ha salido en tromba a pedir una moción de censura, en el caso de Podemos; y a adelantar que la sentencia va a marcar un antes y un después de su relación con los populares, en el caso de Ciudadanos. Sánchez ha convocado a su Ejecutiva mañana para decidir qué es lo que va a hacer, aunque fuentes populares confían y apuestan que al final no den el paso. Sobre todo, porque la aritmética parlamentaria sigue siendo endiablada, y, a un año de las municipales y a año y medio de las generales, un tripartito de “todos contra el PP” no les haría quizá ganar votos, sino todo lo contrario.

Lo más