Pedro Sánchez cedió a la “presión” interna para presentar los Presupuestos

El giro cierra la puerta a celebrar generales en marzo. El “superdomingo” de mayo vuelve a centrar especulaciones junto a otoño

Sánchez cedió a la “presión” interna para presentar los Presupuestos

 

@rrodriguezmaeso

Redactor Política Informativos COPE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 21:49

Pedro Sánchez ha cedido a presiones que, desde áreas clave del Gabinete y desde la dirección del Grupo Socialista, le han venido reclamando la presentación de unos Presupuestos Generales del Estado. A la cabeza de las apelaciones al presidente del Gobierno estuvo Carmen Calvo, según han relatado a la Cadena COPE fuentes de toda solvencia.

La vicepresidenta, entre otros dirigentes del PSOE, logró ser persuasiva con Sánchez ante las dificultades de mantener el rumbo de la Legislatura sin un proyecto de cuentas públicas. Tirar la toalla, tal y como verbalizó el propio Pedro Sánchez hace menos de un mes, les colocaba sin remedio en la antesala de una convocatoria electoral. En contra de la posición de renunciar a remitir los Presupuestos a las Cortes para evitar el desgaste político de que fuesen devueltos, han estado también ministros como José Luis Ábalos, o, claro está, María Jesús Montero.

El viraje de Sánchez con su apuesta, adelantada por COPE, ha sido atribuido en las últimas horas en La Moncloa a una voluntad clara del jefe del Ejecutivo de tomar la iniciativa. A partir de ahí, la suerte podría estar más que echada, debido al rechazo de ERC y el PDeCAT. No hay agua en la piscina pero, ahora, el interés de Pedro Sánchez estaría centrado en retratar al resto de grupos parlamentarios y, a la postre, escenificar la ruptura con los independentistas.

“En ningún caso vamos a aparecer dependientes del “mareo” al que nos quieren someter los secesionistas”, incidía el entorno del presidente del Gobierno en un mensaje de contundencia - que el partido viene pidiendo a gritos - para escenificar “autonomía” en su toma de decisiones. El giro en toda regla, motivado en gran medida por la debacle electoral en Andalucía, viene además a cerrar la puerta a la posibilidad de generales en marzo. El botón rojo está en posesión de Sánchez, aunque han vuelto a dispararse las especulaciones sobre un “superdomingo”.

Ningún barón territorial, entre ellos varios presidentes de comunidad, desea la coincidencia, en una convocatoria sin precedentes, de generales con las municipales, autonómicas y europeas. En La Moncloa empiezan a eludir a hacer cábalas con las fechas, aunque siguen dibujando como el mejor de los escenarios aguantar hasta otoño de 2019.

Lo más