COPE

El “reseteado” de Sánchez amarga la existencia a Unidas Podemos

Yolanda Díaz conversó el sábado con Pablo Iglesias ante el alcance de la crisis de Gobierno

Vídeo

Ricardo Rodríguez
@rrodriguezmaeso

Jefe de Política

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:23

La profunda remodelación del ala socialista del Gobierno va a obligar a Unidas Podemos a moverse ante la nueva etapa abierta por Pedro Sánchez. Con una sonrisa, sí, la misma Yolanda Díaz ha reconocido haber quedado fuera de juego: “Nosotros veníamos de un cambio fuerte hace escasamente cuatro meses. Se ha ido Pablo Iglesias, ha entrado Ione Belarra, yo misma soy vicepresidenta. Los tiempos los vamos a dirimir en el espacio [de UP] que yo represento”.

Cargadas las pilas”, en palabras del propio Sánchez, al menos en lo que la cuota mayoritaria se refiere, Díaz ha pretendido dejar a su paso por La Hora de la 1 de TVE la puerta abierta a futuribles movimientos entre los suyos, tras lograr mantener al margen de la sacudida propiciada por el presidente del Gobierno los cinco ministerios y las respectivas competencias. Para llevar a cabo tal operación relevo, Yolanda Díaz está lejos de tenerlo fácil, consciente de necesitar el consenso del totum revolutum que forma su “espacio”.

Podemos, En Comú Podem, Galicia en Comú e Izquierda Unida llegaron a amenazar al unísono en su órgano de coordinación, la mesa confederal, con crearle un quebradero de cabeza a Sánchez de haberse atrevido a tocar a alguno de sus miembros del Consejo de Ministros. Díaz, militante del PCE, se mueve sobre una enrevesada correlación de fuerzas. Con la crisis del Gabinete recién ejecutada, Yolanda Díaz conversó el mismo sábado con Pablo Iglesias. Aunque fuera de la política, la influencia sobre parte de las confluencias del ex líder permanece intacta. La búsqueda de su lugar dentro del Gabinete de refresco parece prioritaria.

Porque Díaz sigue aspirando a usar una delicada negociación con los agentes sociales pero también su interlocución directa con el Presidente para burlar la “ortodoxia” de Calviño o la salida de José Luis Ábalos con el propósito de desatascar definitivamente la ley de la Vivienda. De momento, el socio minoritario sólo ha podido celebrar la caída de Carmen Calvo que ha apuntalado el triunfo de Irene Montero al frente de Igualdad sobre el feminismo clásico delPSOE. Aun así, el reseteado ofrecido en ese campo por Sánchez entraña riesgos para UP. El peso ganado por jóvenes mujeres socialistas los arrincona, hasta hacerles aparecer anticuados.

Los movimientos de piezas ya han cambiado el tablero para la misma coalición de Gobierno. Ahora les toca activarse a los morados.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo