Boletín

Reconstruir un crimen para llegar a la verdad

La luz, los cuerpos... todo es fundamental a la hora de la reconstrucción

El juez rechaza la petición de la viuda negra de Alicante de investigar al hijo de la víctima

La 'viuda negra' a su salida de los juzgados de Benalúa

Adrián Gil
  • item no encontrado

Redactor de informativos

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 16:02

La luz, el ambiente, la posición de los cuerpos, de las ventanas, del mobiliario o incluso la hora. Todo es relevante cuando hablamos de una reconstrucción de hechos que intenta simular y representar escénicamente cómo se ha producido un delito.

Un procedimiento que para que se lleve a cabo debe estar presente el juez y el letrado de la administración, acompañado de un agente judicial para que lo asista. También es necesario que estén los abogados de las dos partes, testigos en el caso de que los hubiera y el acusado, el “protagonista” que explicará su versión de todo lo ocurrido. Acompañando a todos ellos varios agentes de la Policía científica observan durante este proceso de manera pasiva. Ellos juegan un papel muy importante ya que se encargan de corroborar o no las versiones ofrecidas del caso.

La comunicación no verbal y la manera de contar lo sucedido por parte del acusado son también claves durante este tipo de reconstrucciones. Su frialdad, su disponibilidad o su manera de comportarse son examinados y tenidos en cuenta por parte del juez.

Este tipo de diligencia de investigación puede llegar a ser determinante en un juicio aunque en la mayoría de las ocasiones no aportan nada. Así lo explica para COPE el abogado José Domingo Monforte, director del bufete Domingo Monforte: “Normalmente no suele ser determinante la reconstrucción oficial de los hechos. Es una prueba que en ocasiones durante el proceso penal se considera basura, es decir, se mantiene una versión y es muy difícil normalmente que en la reconstrucción judicial se evidencie otra contraria” asegura el letrado.

Este mismo abogado ha estado presente en algunas de estas diligencias. Nos cuenta que en uno de estos casos unas huellas de sangre provocaron la contradicción del acusado en la reconstrucción de un posible homicidio. “Había unas pisadas con restos de sangre que hacían inexplicable la versión del acusado sobre las mismas” afirma José Domingo. Reconstrucciones que fueron muy relevantes en casos tan conocidos como el de Asunta Basterra o el descuartizamiento en el crimen de Pioz.

Etiquetas

Lo más