COPE

La receta de los economistas para luchar contra el paro y la inflación: “Hace falta más diálogo social”

Los ingresos de la Agencia Tributaria superan en un 4,5 por ciento los niveles de recaudación de 2019, lo que se traduce en 8.300 millones de euros

Audio

Madrid

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 16:43

La escalada de la inflación se ha convertido en la principal amenaza para la economía española. En noviembre, el Índice de Precios de Consumo (IPC), según el indicador adelantado publicado este lunes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), continuó su escalada y subió un 0,4 por ciento en relación con el mes de octubre, lo que sitúa la tasa interanual en el 5,6 por ciento, el porcentaje más elevado en los últimos 30 años.

Aunque ha moderado su incremento en comparación con la evolución de los últimos meses, la inflación ha vuelto a mermar el poder adquisitivo de los salarios —hasta la fecha la inflación les ha restado unos 9 mil millones de euros— y, por ende, de los ahorros de los españoles, que son cada vez más pobres. El IPC volvió subir en noviembre debido al encarecimiento de la gasolina y de los alimentos, sin embargo, este incremento no ha venido acompañado de una revisión de los sueldos.

Estos datos han provocado que España se sitúe a la cabeza del denominado ‘Índice de la miseria’ en la Unión Europea, con una tasa de 20,17 puntos. Este indicador, creado por el economista estadounidense Arthur Okun, suma la inflación a la tasa de paro de un país para determinar su situación económica.

Brasil, con una tasa de 23,87 puntos y una inflación que supera el diez por ciento, y Turquía, que presenta 31,39 puntos y una inflación del 20 por ciento, son las dos únicas grandes economías que superan a España en este indicador. Tras la economía nacional se encuentran países como Lituania, Grecia, Letonia y Estonia, mientras que otras naciones de nuestro entorno como Italia (12,2 puntos), Francia (10,7 puntos), o Alemania (7,9 puntos) mantienen indicadores más bajos.

Esta subida indiscriminada de los precios es un fenómeno negativo para el bolsillo de las familias, aunque algunos indicadores apuntan que es positivo desde el punto de vista de la recaudación del erario. Los ingresos de la Agencia Tributaria superan en un 4,5 por ciento los niveles de recaudación de 2019. Este incremento se ha traducido en 8.300 millones de euros los que se obtuvieron en los primeros diez meses de 2019, último año antes de la pandemia.

Este incremento en los ingresos de la Agencia Tributaria se deben, según ha detallado a COPE Rafael Pampillón, consejero de la Junta de Gobierno del Colegio de Economistas de Madrid, “a la disminución de los índices del paro, lo que ha provocado un incremento en la recaudación del IRPF”, aunque apunta a otros factores como el efecto de la subida de los precios que tiene en el IVA. “Al subir los precios de los bienes de consumo y, por tanto, la aplicación del impuesto del IVA que llevan asociado, supone un importe mayor en la recaudación debido a que la base imponible sobre la que se aplica el gravamen es superior de la que había meses atrás por efecto de la inflación”.

La Agencia Tributaria, según publica en su último informe de recaudación, apunta que se observan mejoras en los datos del IRPF si comparamos los datos al mes pasado. Entonces la tasa acumulada de los ingresos homogéneos era del 7,7%, cuatro décimas menos que la que se estima con el dato de octubre. De la comparación con 2019 se concluye lo mismo: los ingresos netos en 2021 son un 8,8% mayores que los de hace dos años (8,6% hasta septiembre) y los homogéneos un 7,3% (6,8% hasta el mes pasado).

A pesar de esto, “el hecho de que España tenga una inflación y un paro más alto que todos los países del entorno sigue provocando que perdamos competitividad”, lo que nos coloca en una situación compleja de cara a la recuperación económica.

Etiquetas

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Poniendo las Calles

Poniendo las Calles

Con "El Pulpo"

Escuchar