Boletín

Radares en cascada contra los frenazos y acelerones al volante

El proyecto piloto se ha puesto en marcha en Navarra 

Radares en cascada contra los frenazos y acelerones al volante

 

Carmen Labayen
@carmenlabayen

Jefa de Sociedad, Nuevas Tecnologías y Casa Real en COPE

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 18:10

Se llaman radares en cascada y el operativo consiste en situar dos radares en un mismo tramo de carretera. El primero, fijo o móvil pero con su correspondiente aviso, mientras el segundo a unos kilómetros y discreto, para poner fin al viejo truco de frenar ante el radar y después acelerar. Están en marcha desde Semana Santa en Navarra y, según la Policía Foral, los primeros resultados en este proyecto, aún piloto, son satisfactorios.

“Esta misma mañana hemos comprobado que hay vehículos que cuando pasan por un radar en una autopista con una velocidad máxima de 120km lo hacen a menor velocidad que a 110km por ejemplo, y hemos visto cómo unos kilómetros después algunos superaban los 160km pensando que tenían carta blanca”, explica a COPE Javier Hernández, del grupo de comunicación de la policía foral. Frenazos y acelerones en el entorno de los radares son moneda corriente en nuestras autopistas. Por ello, la Fiscalía de Seguridad Vial ha recomendado poner en marcha iniciativas que limiten esta práctica tan común, y por eso los radares en cascada podrían extenderse a otros puntos de España.

De momento, la Dirección General de Tráfico no los aplica, según subrayan a COPE, más que de forma puntual en tramos con graves infracciones en la velocidad o en los que se producen accidentes tras un radar. En Navarra a los infractores se les da el alto para hacerles ver que han superado los límites máximos de velocidad y sancionarles. En la Policía Foral Navarra consideran que es “una técnica muy válida” para concienciar y hacer que se cumplan las normas. “Nosotros después de este segundo control de velocidad, siempre intentamos notificar la infracción para cumplir con ese doble objetivo de prevenir y educar. Las reacciones suelen ser de sorpresa porque no se esperan ese segundo control” constata Javier Hernández.

Lo más