Puigdemont celebra que el PDeCAT se radicalice y apueste por la Crida: "Hemos hecho lo que tocaba"

El expresidente catalán fugado y líder de JxCat, Carles Puigdemont, ha celebrado este domingo que el PDeCAT haya apostado, en la asamblea que termina hoy, por sumarse a su proyecto de la Crida Nacional por la República: "Hemos hecho lo que tocaba y lo que mucha gente esperaba".

El expresident fugado, Carles Puigdemont

Pie de Foto: Carles Puigdemont reunido en Berlin con Quim Torra RUPLY

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 19:21

El expresidente catalán fugado de la Justicia y líder de JxCat, Carles Puigdemont, ha celebrado que el PDeCAT haya apostado, en la asamblea que termina hoy, por sumarse a su proyecto de la Crida Nacional por la República: "Hemos hecho lo que tocaba y lo que mucha gente esperaba".

Puigdemont ha intervenido a través de un vídeo grabado en Alemania proyectado en la clausura de la Asamblea del PDeCAT, que culmina con una dirección renovada sin la presencia de la hasta hoy coordinadora Marta Pascal, vetada por el propio expresidente catalán.

Puigdemont ha deseado suerte a la nueva dirección presidida por David Bonvehí y ha agradecido a Pascal "la dedicación para que el partido haya funcionado y por superar las adversidades", y ha añadido: "Sé que no ha sido fácil".

El expresidente catalán ha subrayado que una de las contribuciones que hizo en su momento CDC y ahora el PDeCAT es tomar "decisiones que son determinantes para el progreso del país".

Y en este sentido ha considerado que en esta asamblea, en la que ha participado con el voto delegado al diputado Albert Batet, "hemos hecho lo que tocaba y lo que mucha gente esperaba" al apostar claramente por sumarse al nuevo golpe de Estado que hay bajo la Crida.

En este sentido, ha agradecido "la respuesta positiva a la Crida Nacional" por parte del PDeCAT, un movimiento impulsado por él mismo, el diputado de JxCat encarcelado Jordi Sànchez y el presidente catalán, Quim Torra, que "va en la línea" de lo que a su juicio el soberanismo reclama.

"Sabemos que la gente pide a los responsables políticos que actúen con la máxima unidad posible y, si bien los espacios ideológicos deben seguir existiendo y se deben expresar, tenemos que hacer también de la defensa colectiva una prioridad", ha añadido.

Ha augurado que "nada será sencillo" porque existen "dificultades", aunque ha ironizado que "aquellos que nos querían liquidados ahora confiesan que nos quieren reconquistar, que es una forma de admitir que no nos han podido reconquistar".

Así se ha referido Puigdemont al discurso pronunciado ayer por el nuevo presidente del PP, Pablo Casado.

Los presos del PDeCAT llaman a la unidad sin caer en "batallas" personalistas

Por su parte, los tres exconsellers del PDeCAT que se encuentran presos en la cárcel barcelonesa de Lledoners, Jordi Turull, Josep Rull y Joaquim Forn, han hecho, a través de una carta leída en la asamblea del partido, un llamamiento a la "unidad", sin caer en "batallas y personalismos estériles".

La lectura de la carta, en la clausura de la asamblea que se celebra este fin de semana, ha corrido a cargo de Laura Turull, hija del exconseller de la Presidencia, acompañada de otras familiares de los presos, recibidos en el auditorio del Palacio de Congresos de Cataluña con gritos de "Libertad presos políticos".

El presidente de la mesa de la asamblea, Xavier Trias, ha explicado que la carta que le entregaron los tres presos hace unos días debía leerse al inicio de la asamblea, pero en ese momento, en plena tensión por las presiones de Carles Puigdemont y el sector crítico para que Marta Pascal renunciara a liderar el partido, se decidió no dar lectura al mensaje de Turull, Rull y Forn.

En su carta, los tres presos han denunciado su "cautiverio infamey han hecho un llamamiento a la "unidad", porque salir de esta asamblea sin "cohesión" sería un "error gravísimo".

Han alertado de que "hay gente que desea" que esta sea una "asamblea de división y ruptura", por lo que han llamado a los congresistas demócratas a no perderse en "batallas y personalismos estériles".

Los presos han reclamado a los afiliados del PDeCAT afrontar los debates internos con "mirada amplia" y "de largo recorrido", además de "mucha generosidad", para que de la asamblea saliese un "sí nítido y con todas las consecuencias" a la Crida Nacional per la República, el nuevo movimiento impulsado por Puigdemont.

Además, en la carta defienden escoger a un "grupo de personas" con el "único objetivo" de conducir a la "incorporación del PDeCAT en este espacio" promovido por Puigdemont.

De hecho, la asamblea ha aprobado la creación de una comisión delegada formada precisamente por los tres presos y el exconseller Lluís Puig, en Bélgica, para que piloten el proceso de integración del PDeCAT en la Crida.

Por otra parte, se ha proyectado un vídeo en el que el exconseller Puig afirma que el "talante" de la formación es "siempre sumar y recoser heridas" y apuesta por "evolucionar" el modelo del PDeCAT para adherirse a la Crida Nacional per la República.

Lo más