Santamaría reivindica el legado de Mariano Rajoy

Sáenz de Santamaría ha anunciado que Fátima Báñez será su secretaria general y ha reivindicado el legado del Gobierno Rajoy

El Partido Popular elige al nuevo presidente de la formación

La candidata a la Presidencia del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, durante su intervención hoy en el XIX Congreso del partido Juan Carlos Hidalgo EFE

  • item no encontrado

Redactor de cope.es

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 19:21

Llevaba ya más de media hora de discurso cuando Soraya Sáenz de Santamaría se ha quedado en silencio mientras los compromisarios aplaudían al grito de "unidad". Una unidad que Santamaría quiere plasmar con su compromiso de integrar a los miembros del equipo de Casado si resulta vencedora.

Sáenz de Santamaría ha vuelto a reivindicar su condición de mujer, haciendo un repaso de la lista de mujeres que han marcado la historia del Partido Popular: Loyola de Palacio, Ana Pastor, Isabel Tocino, Luisa Fernanda Rudi, Teófila Martínez...Han sido algunas de las mujeres a las que ha mencionado en su discurso.

También ha tenido palabras para los concejales del Partido Popular, especialmente en los lugares donde es más complicado: "En Navarra, en el País Vasco, en Cataluña. Allí donde hay un concejal del PP hay una bandera de España. Hay una bandera de España en Pontons, hay una bandera de España muy grande en Ceuta y Melilla. Como llevan nuestra bandera los compañeros del PP en el exterior".

 

Santamaría ha reivindicado los valores de su formación: "No somos ni seremos nunca un partido de oportunistas, que dicen lo que cree que conviene en cada momento y cada lugar. Somos un partido en el que cabemos todos, en el que no sobra nadie. Solo los corruptos".

Después, en una de las sorpresas del discurso, Santamaría ha sacado un abanico decorado con la bandera de España para reivindicar que quiere un partido abierto. "¿Dónde están nuestros principios y valores? En cada una de las varillas del abanico, que siguen siendo firmes. Y así es como se ganan elecciones".

Un partido con una trayectoria que ha defendido: "Nunca en mi vida militaré en otro partido. Yo moriré siendo del Partido Popular. Quiero más partido y mejor partido. Por eso estoy aquí. Un partido abierto a los jóvenes, pero que no cierre las puertas a los que ya no lo son. Jóvenes y experiencia. Somos el gran partido del centro derecha europeo. Heredero del humanismo cristiano y del liberalismo. Defendemos la libertad, la igualdad, los derechos y los libertades que encarnan una sociedad abierta. Defendemos la vida, la familia. La libre iniciativa como fuente de prosperidad".

Ha criticado fuertemente a los que atacan al PP por la corrupción pero miran a otro lado en sus propias irregularidades: "No tenemos más corrupción que otros partidos, pero nos ha pesado mucho más que al resto. He sentido mucho dolor porque extendieran sobre todos la culpa de algunos. No puedo cambiar el pasado, pero puedo comprometerme a que no vuelva. Tenéis mi palabra. No acepto lecciones de aquellos que llevan la viga en el ojo y la insidia en la lengua".

Ha recordado la historia del Partido Popular en la lucha contra el terrorismo: "Somos el partido de Gregorio Ordóñez y Miguel Ángel Blanco. Y de tantos y tantos otros que lucharon por España y la libertad y se nos quedaron en el camino. Estaré siempre al lado de las víctimas y de sus familias".

Sáenz de Santamaría ha querido recordar que los enemigos del PP no deben estar dentro del propio PP: "Nuestros adversarios son la izquierda, el populismo y el independentismo. Nunca he conocido otros. Frente a una izquierda más antigua que nunca, estancada en debates en el pasado". Y ha aprovechado para recordar el escrache que le hicieron en su domicilio particular: "No hay mayor cobardía que intentar amedrentar con gritos y falsedades. No nos van a amedrentar".

Después, ha reivindicado el legado de los siete años de gobierno de Mariano Rajoy: "Pido vuestro voto para hacer frente a los demagogos. Porque no somos como ellos. No proponemos soluciones fáciles a problemas difíciles. Prometimos sacar a España de la crisis y lo hemos hecho, dos veces. Prometimos reducir el paro y los hemos hecho. El señor Torra me puso una querella criminal por negarme a que se saltara la ley. Y a mucha honra. Por defender la unidad de España, que me pongan una y mil querellas. Somos el partido que evitó la quiebra del Estado de bienestar. Que evitó la quiebra de las autonomías, que salvó a España del rescate".

Y el momento álgido ha llegado cuando ha mencionado al expresidente Rajoy: "Yo nunca le he oído hablar mal de un compañero. Ni en público ni en privado. Te debemos la enseñanda diaria de lo que es un gran gobernante y una grandísima persona. Podemos hablar de tu rectitud, de tu inteligencia. Has estado con nosotros cuando las cosas iban bien, pero también cuando iban mal".

En ese momento los compromisarios se han puesto en pie para aplaudir durante varios minutos al grito de "unidad". Santamaría ha alargado su pausa para disfrutar ese minuto de gloria. "Tú y el partido la merecen. Por eso yo te digo, Presidente, la mantengo. Siempre tendré espacio para integrar a los compañeros".

Como colofón, ha anunciado a las personas que la acompañarán si resulta elegida, en un nuevo organigrama en el que la exministra Fátima Báñez sería la secretaria general, y en el que también estarían Fernando Martínez Maíllo, Íñigo de la Serna, Javier Arenas, Íñigo Méndez de Vigo, Borja Sémper, Teófila Martínez o Alicia Sánchez Camacho.

Lo más