Las anécdotas del día de la Constitución

Expectación por ver a don Juan Carlos y doña Sofía y también a Mariano Rajoy

Conmemoración del cuarenta aniversario de la Constitución

GRAF2775. MADRID, 06/12/2018.- Los reyes eméritos Juan Carlos y Sofía, durante el acto de conmemoración del cuarenta aniversario de la Constitución presidido por el Rey en el Congreso. EFE/Zipi Zipi

  • item no encontrado

Jefa de Nacional de COPE

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 16:04

La expectación por ver a los cuatro Reyes juntos en el hemiciclo era casi tan grande como el hermetismo del programa de actos. 

Finalmente don Juan Carlos y doña Sofía se han sentado en el centro del hemiciclo, el lugar tradicionalmente reservado para los taquígrafos. A  su derecha estaban los padres de la Constitución y a su izquierda los cuatro ex-presidentes del Gobierno vivos, que demostraban además su química no necesariamente alineados con el partido en el que militan. Así, Aznar hablaba con González, y Zapatero, con Rajoy.

Los Reyes eméritos han sido los primeros en entrar en el hemiciclo, y han recibido un cálido y cerrado aplauso por parte de los asistentes, aplauso que se ha repetido cuando han hecho su entrada en la tribuna de honor Don Felipe y Doña Leticia acompañados por sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía.

Los diputados de Podemos llevaban en la solapa un símbolo republicano diseñado al efecto: un rostro de mujer con el pelo ondeando al viento de color morado, con el fondo en blanco. Reivindicaban así la república y mostraban su rechazo hacia la monarquía. No han aplaudido a los monarcas, pero sí que se han puesto de pie, y no eran pocos los que destacaban que han estado "muy civilizados". A Iglesias no le ha gustado el discurso del Rey, un Rey que, a su juicio, hasta ha elogiado el marxismo. Ahí es nada. 

Al Congreso hoy no han venido ni ERC, ni el PNV, ni el Pdcat, ni Compromís, ausencias más que anunciadas que se sumaban a las de los presidentes Torra, Urkullu, Barkos, Imbroda, Puig, Armengol y Revilla. La formación de Junqueras ha registrado, eso sí, una batería de preguntas preguntando por el coste de estos fastos y afeando la conducta al Gobierno porque en una de las invitaciones a los actos de estos días se exigía llevar vestido corto, y eso iba "contra la igualdad" que propugna el ejecutivo.

Lejos han quedado aquellos días en los que personajes del espectáculo como Juanito Navarro o José Luis Moreno, eran invitados a estos fastos, pero hoy, en el salón de pasos perdidos, no cabía un alfiler. Don Felipe le presentaba a la princesa Leonor a Miguel Herrero de Miñón, "uno de los padres de la Constitución", le decía... Y el aludido agradecía al monarca las citas suyas que había incluido en su discurso. 

"No sabía yo, aseguraba entre risas, que había dicho cosas tan sensatas". En los corrillos cada uno hablaba de su libro... José María lo hacía de manera literal, ya que quiere presentar el suyo en Galicia, y así se lo trasmitía al presidente Alberto Núñez Feijoo, un Feijoo que ha sido testigo de excepción de la larga conversación que han mantenido en la tribuna de invitados Susana Díaz y Javier Fernández. La todavía presidenta andaluza parafraseaba a Negrín: "resistir en vencer", apuntaba, aunque el ex-presidente de la república fue derrotado. Y ese puede ser su camino a juzgar por el optimismo que reinaba en el discurso de Pablo Casado. Lo de Andalucía va a ir bien, reiteraba, y vamos a lograr un pacto a 47 (con Vox apoyando por fuera, pero sin entrar en el Gobierno, vamos). Eso sí, Canal Sur, no se cierra, por si había dudas. Pero, preguntábamos al líder del PP, ¿esto va a ser cosa de comida rápida o de cocción a fuego lento?. Y respondía entre risas: -Vamos a hacer pulpo a feira, que tiene que estar en su punto exacto. Y es que, a su lado estaba Feijoo. Eso pasa por llegar a un acuerdo antes del 27 de diciembre, fecha en la que se constituye la cámara. 

Uno de los más solicitados era hoy mariano Rajoy. Volvía al Palacio de la carrera de San Jerónimo después de la moción de censura, y se prodigaba en abrazos y selfies admitiendo que vive muy tranquilo, y que su familia, está encantada. Sigue la actualidad, pero ya no la comenta, y aseguraba entre risas, "y ahora, ¿con quién os metéis?"

Lo más