Boletín

Interior resta importancia al desplante de los Mossos a la Guardia Civil

La cúpula de los Mossos abandona el acto de celebración de la Patrona de la Guardia Civil "ofendida" por el discurso del jefe del cuerpo en Cataluña

Celebración de la Guardia Civil en Huesca. Archivo

JAVIER BLASCO

Juan Baño

Jefe de Interior de COPE

cope.es

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 10 oct 2019

Este miércoles se ha conocido que tanto el director general de los Mossos, Pere Ferrer como y el comisario jefe de la policía catalana, Eduard Sallent, habrían abandonado antes de tiempo un acto de la Guardia Civil al sentirse “ofendidos” cuando en su dicurso, el jefe de este cuerpo en Cataluña, Pedro Garrido aseguró que "combatiría sin tregua ni pena" a quienes "recorran el camino a la independencia siguiendo la senda del terror".

Junto con el secretario general de Interior, Brauli Duart, ambos abandonaban el acto de celebración de la Patrona de la Guardia Civil antes de tiempo al sentirse  "molestos" por el contenido de las palabras del discurso de Garrido. 

En el fragmento del discurso que ha molestado a los Mossos, la Guardia Civil celebraba haber contribuido a la investigación judicial tanto en el "caso procés" instruido por el Tribunal Supremo como en otros relacionados que puedan motivar sentencias en el futuro.

Sin embargo, nada ha cambiado en la buena relación entre cuerpos tras el incidente, según explican a la Cadena COPE desde el departamento que dirige el ministro Grande-Marlaska. Aseguran que ni en las palabras del director de la Guardia Civil ni en las del general Garrido, jefe del cuerpo en la zona de cataluña, hubo alusiones, ni directas ni veladas al que fuera major de los Mossos, el hoy procesado Josep Lluís Trapero.

Interior resta importancia al desplante de los mossos a la Guardia Civil

Advierten estas fuentes que ni el numero dos de la consejería de interior catalana, Brauli Duart ni el director de los Mossos, Pere Ferrer, o el primer comisario del cuerpo, Eduard Sallent, abandonaron el acto de manera desairada. Esperaron al final de las intervenciones y se despidieron de sus anfitriones.

Ya por la tarde se celebró un nuevo encuentro sobre seguridad entre la delegada del gobierno en la Comunidad Autónoma, Teresa Cunillera, y  los tres invitados que asistieron al acto de la Guardia Civil por la mañana. Fue, siempre según Interior, una reunion cordial en la que se ha vuelto a defender el trabajo común entre los distintos cuerpos de seguridad. Las palabras siguen siendo, dicen en Madrid, coordinación y colaboración.

Lo más