El incendio del PSOE frena la revancha de Sánchez contra Susana

Ferraz frena su acoso y derribo a la aún presidente de la Junta de Andalucía. La salida, de producirse, deberá ser pactada con ella

El incendio del PSOE frena la revancha de Sánchez contra Susana

 

@rrodriguezmaeso

Redactor Política Informativos COPE

Madrid

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 20:13

La hecatombe electoral en Andalucía ha sumido al Partido Socialista en una profunda depresión colectiva, agravada por la intentona de Pedro Sánchez de deshacerse de Susana Díaz. El salto protagonizado este lunes por José Luis Ábalos desde la sede de Ferraz al enseñar a la todavía presidenta de la Junta de Andalucía la puerta de salida y anticipar la intención de tomar por asalto la organización andaluza cayó como una auténtica bomba en el partido.

La frase del secretario de Organización sobre la necesidad de una “regeneración” del PSOE-A representó una dolorosa humillación para las filas socialistas andaluzas, esas mismas que han visto sentarse en el banquillo a dos ex presidentes de la Junta, Manuel Chaves y José Antonio Griñán, entre otros, y regaló un papel de víctima a Díaz. Las llamas se propagaron desde las bases, a los numerosos cargos, pasando por distintas federaciones, hasta llegar, según ha podido constatar la Cadena COPE, a la misma dirección del PSOE. Tanto fue así como para obligar al mismo Sánchez, por boca de Ábalos, a retroceder este martes en sus pasos.

En vez de insistir en la necesidad de que el PSOE-A se “regenere” y de incidir en que “el papel” de un “dirigente” está “subordinado al éxito del proyecto político”, la mano derecha de Sánchez en el PSOE ha tirado de la necesidad de “reforzar el proyecto”, “integrar las nuevas realidades” y, por supuesto, negar haber planteado apenas 24 horas antes la dimisión de nadie. Y mucho menos la de Susana Díaz. En la búsqueda de suavizar la tensión, Ábalos ensalzaba incluso el papel a jugar, en el actual escenario post-electoral de negociaciones, de la todavía presidenta.

A pesar de la tentativa de aparentar paz y unidad interna, todo está abierto entre bastidores, a la espera de que Díaz sea desalojada del Palacio de San Telmo. “Hemos protagonizado una mala gestión de los tiempos”, confesaba ante la Cadena COPE un destacado miembro del círculo de Pedro Sánchez. Sin embargo, la furibunda reacción desatada contra Pedro Sánchez – hasta Ferraz han llegado recados de índole tal como “¡El Okupa de La Moncloa debe aprender a ganar elecciones para dar lecciones!”- lo puede cambiar todo.

Ante una organización hecha a la medida de Susana Díaz, que además deberá implicarse en cuestión de meses en la campaña de las municipales, entre estrechos colaboradores del propio presidente del Gobierno empieza a asumirse que la salida de la baronesa de la secretaría general del PSOE-A sólo se producirá con su visto bueno. En otras palabras, deberá pactarse con ella.

Lo más