COPE

El Gobierno deja el CNI en manos del personal del centro para paliar su frustración

Lo que ocurre estos días, dicen estas fuentes con acceso al Centro, tiene un efecto corrosivo, afecta muy seriamente a la forma de trabajar del CNI

Audio

Juan Baño

Jefe de Interior de COPE

Madrid

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 16:12

EL Gobierno intenta neutralizar el descontento y la frustración que se vive estos días en el Centro Nacional de Inteligencia, tambien la resistencia palpable de la ministra de Defensa, quien ha defendido siempre a muerte el trabajo de la cesada, Paz Esteban. Y lo hace permitiendo que sea Margarita Robles quien elija y sitúe al frente de la casa a su numero dos. Esperanza Casteleiro, hasta ahora secretaria de Estado de Defensa, “representa la garantía de eficacia y continuidad al frente de los servicios secretos”, comenta alguien que la conoce bien y ha trabajado con ella. Es, como directora cesada, una funcionaria del servicio secreto desde los años 80. Cuenta con el cariño y el respeto de sus compañeros. No forma parte de familia política o camarilla alguna y es conocida por su enorme valía y su capacidad de trabajo. “Una excelente designación”, concluye esta fuente del propio servicio.

Al margen de quién es la cesada y quién la nombrada, lo que ocurre estos días, dicen estas fuentes con acceso al Centro, “tiene un efecto corrosivo, afecta muy seriamente a la forma de trabajar del CNI”. Todos sabían, y no pueden dar crédito, que haber combatido con la ley en la mano al separatismo catalán, les iba a pasar factura. Esa misma sensación se respiraba el pasado viernes durante un acto interno en el Centro (en conmemoración del 20 aniversario del CNI) y al día siguiente de la comparecencia de Paz Esteban en el Congreso. Fue arropada con una ovación. Había mucha gente, nos dicen. “Todo con un aire de despedida y de no entender porqué”.

“Mal por la salida de Paz, bien por la llegada de Esperanza”, resume un antiguo espía. Tanto o más delicado que cesar en este momento a un jefe del servicio secreto (donde la relaciones interpersonales son tan importantes) es nombrar al sucesor, nos comentan en Moncloa: Es necesario contar con la opinión de distintas instancias e instituciones: de Presidencia a Defensa, pasando por Interior, Casa Real o el mundo económico, donde tanto cuenta el trabajo del CNI a la hora de garantizar la seguridad de las empresas. Con una guerra en Europa y una cumbre de la OTAN en Madrid en cuestión de semanas, continuidad y eficacia son la mejor garantía en el futuro del servicio secreto. Con una pata en Defensa y otra en el propio Servicio, “la nueva directora (con rango de Secretaria de Estado) resuelve ese problema y sobre todo tapa muchas heridas, pero el daño es enorme”, insisten nuestras fuentes.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo