El Gobierno rectifica su pacto con Bildu para derogar la reforma laboral "íntegra" a las horas de publicarlo

El PSOE señala que la derogación ya no será "íntegra" y que no tiene por qué acometerse con el fin las medidas especiales por el coronavirus, tal y como recogía el primer acuerdo

El Gobierno rectifica su pacto para derogar la reforma laboral íntegra con Bildu a las horas de publicarlo

La portavoz socialista, Adriana Lastra, conversa con el portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, el diputado de Unidas Podemos Enrique Santiago y la diputada de Bildu Mertxe Aizpurua el pasado miércoles en la primera sesión de la Comisión del Congreso para la Reconstrucción Social y Económica. EFE/MARISCAL

Jaime Cervera

Redactor

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 02:11

En la última de las numerosas rectificaciones del Gobierno a lo largo de las últimas semanas, el PSOE se echó atrás a última hora de este miércoles para matizar el acuerdo alcanzado con EH Bildu por el que se derogaba íntegramente la reforma laboral de 2012 aprobada por el PP. El pacto entre el Gobierno de coalición de PSOE y Podemos con la formación abertzale incluía como contraprestación por parte del partido vasco de abstenerse en la votación de este miércoles en el Congreso de los Diputados para aprobar la quinta prórroga del estado de alarma.

La derogación ya no será íntegra ni inmediata

Los matices que recoge la nota publicada por el PSOE y a la que ha tenido acceso COPE son fundamentalmente dos. Por un lado, se elimina el primer punto del acuerdo inicial y, en concreto, el término "derogación íntegra" de la reforma. En cambio, el documento de rectificación concreta que se eliminará la posibilidad de despido por absentismo causado por bajas por enfermedad, así como las limitaciones al ámbito temporal del convenio colectivo, haciéndolo llegar más allá de las previsiones contenidas en el mismo, tras la finalización de su vigencia y hasta la negociación de uno nuevo. Asimismo, derogará la prioridad aplicativa de los convenios de empresa sobre los convenios sectoriales. Se entiende, por tanto, que el Gobierno no se compromete a derogar el resto de la reforma del Partido Popular.

En segundo lugar, se elimina la referencia temporal del pacto. En el acuerdo publicado por EH Bildu se hablaba de que la derogación debería acometerse antes de que acaben las medidas extraordinarias por el coronavirus. De esta forma, el Ejecutivo de Pedro Sánchez podrá seguir acogiéndose a la reforma de Rajoy, en particular al desarrollo de las condiciones de los ERTE, una vez extinguido el estado de alarma y el resto de medidas de choque contra la crisis.



El "spoiler" de Sánchez y Aizpurua

Lo cierto es que el anuncio de la derogación de la reforma ha sido convulso desde el principio. A eso de las 14.30 de la tarde de este miércoles, cuando aún quedaban varias horas para el inicio de la votación de la prórroga y cuando la eliminación de la reforma aún no se había hecho pública, al presidente Sánchez se le han escapado durante una de sus intervenciones unas palabras de agradecimiento a EH Bildu por facilitar la prórroga con su abstención.

Al tomar el turno de palabra, la portavoz abertzale, Mertxe Aizpurua, se ha mostrado sorprendida por el hecho de que el presidente hubiera desvelado el sentido del voto de Bildu, ya que el partido vasco aún no lo había hecho público. "Se me ha adelantado un poco y no solo eso, sino que ha dado por hecho nuestra abstención e incluso la ha anunciado", ha dicho Aizpurua, "entiendo que esto supone que han aceptado el acuerdo para la derogación íntegra de la reforma laboral, lo cual es una buena noticia para toda la ciudadanía".



Aizpurua, por tanto, dejó claro que EH Bildu esperaba una "derogación íntegra", tal y como recogía también el documento publicado unas horas más tarde y firmado por los portavoces de PSOE, Podemos y la propia formación abertzale. La rectificación del Gobierno en la noche de este miércoles, por tanto, parece haber cogido por sorpresa a EH Bildu una vez prestado su apoyo a la prórroga que perseguía Sánchez.

Negociaciones en secreto y anuncio tras la votación

Por otra parte, el diputado de Bildu Oskar Matute reconoció este miércoles por la noche en una entrevista en TVE que el acuerdo con el Gobierno se había estado "negociando desde hace días" a pesar de que nada había trascendido. En este sentido, son muchas las voces que han criticado la "discreción", en palabras del propio Matute, con que se han llevado las negociaciones, así como el hecho de que el acuerdo para la derogación no se haya hecho público -salvando el lapsus del presidente Sánchez- hasta después de la votación de la prórroga del estado de alarma.

Además, algunos achacan este modus operandi a la intención de no poner en peligro el apoyo de Ciudadanos a la prórroga, un partido que se ha mostrado siempre contrario a la derogación de la reforma laboral.



Críticas de la oposición

Así, el líder del PP, Pablo Casado, ha arremetido duramente contra el presidente del Gobierno por negociar el estado de alarma "con los proetarras que ayer atacaron la casa de su candidata en País Vasco", en referencia a las pintadas que sufrió ayer la líder socialista en esta comunidad, Idoia Mendía.

Un acuerdo que se hace, ha denunciado Casado, a cambio de derogar la reforma laboral "que ha creado 3 millones de empleos y que ampara los ERTE para 4 millones de familias". "España no merece este presidente", ha criticado en redes sociales.

En esta misma línea, la portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, ha lamentado que Sánchez haya entregado a Bildu la derogación de la reforma laboral a cambio de su abstención en la prórroga de la alarma y se ha dirigido a Ciudadanos, que la ha apoyado. "Sinceramente, no entiendo cómo Ciudadanos ha podido apoyar esta tramposa y lesiva prórroga", ha alertado.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

Lo más

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar