Boletín

Sí, Carmena defendía el discurso de Vox que ahora critica

Hubo un tiempo en el que Carmena utilizaba los argumentos de Vox, que ahora critica

Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid, y Rocío Monasterio (Vox Madrid)

Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid, y Rocío Monasterio, candidata de Vox a la alcadía de Madrid

Cope

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 16:41

18 de marzo de 2006. Manuel Carmena firma una tribuna en El País en la que critica algunos aspectos del feminismo y la Ley de Violencia de Género con los mismos argumentos que hoy abandera Vox: "La imagen de víctima nos hace un flaco favor a las mujeres".

"Un feminismo que también existe". 

El texto firmado por Carmena en 2006 alerta sobre "la preocupación que nos suscita el desarrollo de una excesiva tutela de las leyes sobre la vida de las mujeres, que puede redundar en una actitud proteccionista que nos vuelva a considerar incapaces de ejercer nuestra autonomía".

"La imagen de víctima nos hace un flaco favor a las mujeres: no considera nuestra capacidad para resistir, para hacernos un hueco, para dotarnos de poder y no ayuda a generar autoestima y empuje solidario. Lo mismo se puede decir de la visión simplificadora de los hombres: no existe, en nuestra opinión, una naturaleza masculina perversa o dominadora, sino rasgos sociales y culturales que fomentan la conciencia de superioridad y que, exacerbados, pueden contribuir a convertir a algunos hombres en tiranos", sostenía la entonces jueza.

¿Estaba de acuerdo la ahora alcaldesa con la ley de violencia de género? "En nuestra opinión, es preciso contemplar la estructura familiar, núcleo de privacidad escasamente permeable que amortigua o genera todo tipo de tensiones; el papel de la educación religiosa y su mensaje de matrimonio-sacramento; el concepto del amor por el que todo se sacrifica; las escasas habilidades para la resolución de los conflictos; el alcoholismo; las toxicomanías... Todas estas cuestiones, tan importantes para una verdadera prevención del maltrato, quedan difuminadas si se insiste en el 'género' como única causa".

"Desde nuestro punto de vista, el objetivo del feminismo debe ser acabar con las conductas opresoras y discriminatorias; debe ser conseguir la igualdad entre los seres humanos, no aniquilar a quienes discriminan u oprimen. Nosotras no deseamos un feminismo revanchista y vengativo, deseamos simplemente relaciones en igualdad, respetuosas, saludables, felices, en la medida en que ello sea posible, relaciones de calidad entre mujeres y hombres".

Palabras que coinciden con la posición actual de Rocío Monasterio, la líder de Vox en Madrid y candidata a la alcadía: "No necesitamos que el Estado nos trate como si fuéramos débiles. Vox es el único partido que respeta a la mujer y porque precisamente no la colectiviza. Nos respeta por nuestros méritos y nuestro esfuerzo".

"Hoy hay un cierto feminismo supremacista que impone el discurso de la ideología de género y pretende amordazarnos con su burka ideológico".

La opinión de Carmena ha dado un giro de 180 grados. Lo esencial para resolver la violencia, según la alcaldesa de Madrid, ahora, es darse cuenta de que está "fundamentalmente incardinada en lo que es el ADN de la masculinidad". 

Lo más