Un alumno de la UPV en Vitoria, apaleado por defender la unidad de España

Una quincena de radicales le pegaron al grito de «español de mierda»

Un alumno de la Universidad Vasca apaleado por 15 encapuchados por defender la unidad de España

  'El Diario Vasco'

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 05 dic 2018

Una quincena de encapuchados apaleó la tarde del pasado viernes a un estudiante de la Universidad Pública del País Vasco en Vitoria. Según informa 'El Diario Vasco', al parecer, el motivo de la paliza podría ser el intento de formar, junto a otro reducido grupo de alumnos, una agrupación por «la unidad de España».

El joven, de 19 años, quedó inconsciente por la brutal paliza y despertó en un hospital vitoriano. Fue sometido a varias cirugías, entre ellas, a una operación para recomponerle la nariz y otra para arreglarle un pómulo. Este martes ha podido volver a su casa, donde se recupera de sus heridas, como informa 'El Diario Vasco'.

La salvaje paliza ha sido condenada por la Universidad a través de una nota oficial en la que reprueba con «absoluta firmeza la brutal agresión» y expresa «todo su apoyo y solidaridad» al afectado.

La Ertzaintza ya ha abierto una investigación y por el momento no hay ningún identificado. Al parecer, según fuentes policiales «todo apunta a que los presuntos autores son también estudiantes del campus alavés, pero de ideología borroka». Estas instalaciones hace al menos tres años que figura en los radares de varios cuerpos policiales por la «radicalización abertzale» de una parte «pequeña pero muy activa» de su alumnado.

La paliza

La brutal paliza de los encapuchados, según ha podido saber 'El Diario Vasco' de medios policiales, se produjo tras una reunión de este joven y otros siete alumnos con la intención de crear una nueva asociación estudiantil, llamada AEDE, acrónimo de Agrupación de Estudiantes por la Unidad de España.

Precisamente a raiz de esto, el martes aparecieron unas pintadas en una valla de la Facultad con la frase “AEDE, jódete!!”.

Al acabar el encuentro uno de los encapuchados les paró, y tras preguntar algo referente a la reunión que habían mantenido, le propinó un puñetazo. En ese momento aparecieron una quincena de jóvenes con el rostro tapado y empezaron a pegarle al grito de «español de mierda».

Pese a perder el conocimiento, los radicales le siguieron golpeando, hasta dejarlo en el suelo donde fue encontrado por personal de la UPV. Una ambulancia medicalizada le evacuó de urgencia al hospital.

Lo más