Susana Díaz, 40 años de gobierno monocolor en Andalucía

Estos comicios son una prueba de fuego para la sevillana tras la derrota frente a Sánchez por las riendas de Ferraz

Acto de toma de posesión de Susana Díaz

Susana Díaz en 2013 durante su toma de posesión como presidenta de la Junta de Andalucía Jose Manuel Vidal

  • item no encontrado

Redactor de cope.es

@AbadMarce92 Madrid

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 01:14

Uno de los méritos del PSOE ha sido tejer un relato en el que Andalucía se identifica con el socialismo, de modo que lo que no es socialista tampoco andaluz. Así se puede explicar que la comunidad sea la única autonomía de España en ser gobernada ininterrumpidamente por el PSOE desde las primeras elecciones autonómicas de 1982. De Rafael Escudero a Susana Díaz, ningún político que no sea del PSOE ha logrado hacerse con el palacio de San Telmo. Una anomalía solo a la altura de Baviera en el contexto europeo, donde el CSU acaba de perder la mayoría absoluta.

Estos comicios representan una prueba de fuego para Susana Díaz (Sevilla, 1974) tras la derrota que experimentó el año pasado frente a Pedro Sánchez por las riendas de Ferraz. De ahí que su posición sea convencer de que los reproches que se dirigen contra ella y sus políticas son, en realidad, ataques contra los andaluces. Como dijo esta semana durante una entrevista en TVE, el escenario de la precampaña es "todos contra el PSOE y todos contra mí", y eso "no es bueno para la política”. “Una política canalla de enfrentamiento tóxico no la merecen los andaluces”.

DEBATE ELECTORAL

Los candidatos a la Secretaría General del PSOE antes del único debate durante la campaña de las primarias de 2017 Ángel Díaz

POLÍTICA DE PROFESIÓN

Sin experiencia en el mundo laboral, pero criada en las juventudes socialistas desde los 17 años, Díaz llegó a la presidencia de la Junta de Andalucía en septiembre de 2013 tras la renuncia de José Antonio Griñán, implicado en el caso de los ERE fraudulentos. Por entonces era una desconocida a nivel nacional, tanto que el expresidente Felipe González llegó a decir: “Soy muy mayor para saber quién es”, aunque como el resto de notables del PSOE se alineó en su bando durante las luchas fraticidas que en 2017 se vivieron por la Secretaría General.

Los analistas destacan de la sevillana su gusto por el poder más que por la gestión y un conocimiento profundo del funcionamiento del partido. También una carrera marcada por la morgue de políticos que ha dejado a su paso mientras crecía a nivel orgánico e institucional. Su capacidad para convertir a los enemigos en amigos o, al menos, en cercanos, es otro de los rasgos que destacan de ella. Así sucedió, por ejemplo, cuando apoyó a la desaparecida Carme Chacón contra Alfredo Pérez Rubalcaba durante la batalla por la Secretaría General de 2012. Más tarde no titubeó en involucrase con Elena Valenciano, mano derecha del exministro, durante las elecciones europeas de 2014.

SUS PRIMEROS PASOS COMO EDIL

Licenciada en Derecho, aunque tardó 10 años en acabar la carrera, su primera iniciativa política de calado fue proponer la construcción de un macrobotellón. "Yo hago 'botellonas' como todo el mundo, el que no las haga que tire la primera piedra". Este fue el titular que la sección local de Sevilla de 'El Mundo' publicó el 30 de agosto de 1999 en una entrevista con Susana Díaz, por aquel entonces una joven de 24 años que ya dirigía la concejalía de Juventud y Empleo del consistorio sevillano.

ctv-xlh-hemeroteca-elmundo-twitter-susana-diaz-1999

Hija de un ama de casa y de un fontanero, lo primero que le dijo su padre cuando entró en política fue que no quería que la señalasen por la calle ni tener que agachar la cabeza. Hoy Susana Díaz está casada con José María Moriche -dependiente de una librería- y tiene un hijo. Según su declaración de bienes, es propietaria al 50% de dos viviendas en Sevilla, con valores catastrales de 14.217,78 euros y 5.274,99 euros. Además, tiene un saldo de 80,69 euros en su cuenta corriente, además de un depósito de 30.000 euros en el Banco Popular y una hipoteca al 50% con el BBVA por un total de 89.014,80 euros. Díaz es de las presidentas autonómicas que menos cobra, con un total anual de 66.230,16 euros. 

Apasionada de la Semana Santa, la presidenta que opta a la reelección es creyente y fue catequista de joven. Según ha confesado, es devota de la Esperanza de Triana y de la Virgen del Rocío. De resultar elegida, los andaluces cumplirán 40 años de gobierno socialista.

ROMERÍA ROCÍO

Susana Díaz durante la presentación de hermandades ante la Virgen del Rocío  Julián Pérez

Lo más