De una Fed que mueve montañas a la falta de complacencia del Banco Central Europeo

Los datos de inflación publicados en Estados Unidos han resquebrajado las expectativas de movimientos agresivos por parte de la Reserva Federal

De una Fed que mueve montañas a la falta de complacencia del Banco Central Europeo

 

COPE.ES

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 19:36

Los precios al consumo  crecen en aquel país a un ritmo del 1,6 por ciento, pero la tasa subyacente de inflación, es decir, sin contar los elementos más volátiles como alimentos y energía,  ha repuntado una décima, hasta el 2,1 por ciento.

Ni estas cifras ni las de creación de empleo que se publicaron hace una semana justificarían rebajas urgentes y drásticas por parte del banco central estadounidense.

El presidente de la Reserva, Jerome Powell, ha repetido hoy ante el Senado el discurso que realizó ayer ante el Congreso. No ha aportado muchas novedades.

Ha reiterado que la economía está en buena forma, pero que pesan las incertidumbres exteriores. Ha remachado su intención de poner en marcha una política más laxa. En el lenguaje coloquial de los mercados suele denominarse simplemente Fed a la Reserva Fedeal. Para ahorrar tiempo.

Algún bolsista de pro suele decir que nunca hay que olvidar que la Fed mueve montañas... para lo bueno y para lo malo.
A estas alturas hay opiniones para casi todos los gustos. Los analistas del banco de negocios Morgan Stanley esperan una rebaja de medio punto en el precio del dinero en el próximo consejo de la Reserva, previsto para el 30 y el 31 de este mes.

Los analistas de la firma consideran que hace falta tomar medidas para evitar una mayor pérdida de impulso de la economía. Sin embargo, la mayor parte de los expertos esperan ahora una rebaja de tan solo un cuartillo de punto. Actualmente el precio del dinero en EEUU se sitúa en la banda del 2,25 al 2,50 por ciento. 

Las Bolsas de Wall Street se han enfriado en sus ganancias tras los datos de IPC, pero continúan codeándose con sus máximos históricos. El presidente Trump ha puesto su granito de arena a la ceremonia de la confusión y ha dicho que China le está decepcionando porque no compra productos agrícolas de Estados Unidos.

Por echar leña al fuego, que no quede. Por su parte, el ministro alemán de economía confía en que Estados Unidos y Europa lleguen a un acuerdo comercial antes de fin de año. En el Viejo Continente las actas de la última reunión del Banco Central Europeo muestran que el organismo está pertrechándose para tomar nuevas medidas de estímulo económico.

El BCE considera que “no hay margen para la complacencia” ante el enfriamiento de la actividad económica, por lo que baraja realizar nuevas compras de deuda y otros activos, o bien bajar la facilidad de depósito (la cantidad que cobra a los bancos que aparcan su dinero en las arcas del BCE) o bien reducir el precio del dinero.

O un cóctel con más de uno de estos ingredientes.  El corazón de Europa está perdiendo fuelle, en especial en Alemania, pero España continúa moviéndose muy por encima de la media. De  hecho, el Gobierno español estudia elevar sus previsiones de crecimiento económico para este año.

Actualmente espera un PIB del 2,2 por ciento. Podría elevar el listón en una o dos décimas. Lo último que se sabe es que el índice de confianza empresarial ha mejorado en España un 1,6 por ciento. Es su mejor  registro de los dos últimos años. 
El Fondo Monetario Internacional teme que Europa se vea atrapada en un largo periodo de escaso crecimiento económico y baja inflación. 

El Banco de Inglaterra también se ha colado hoy en la lista de factores a considerar. La creciente posibilidad de que el país abandone la Unión Europea sin acuerdo, por la vía de un divorcio traumático, ha aumentado las probabilidades de que la autoridad monetaria británica rebaje de forma expeditiva sus tipos de interés.

Actualmente se encuentran en el 0,75 por ciento.  
Con estas referencias, el índice Ibex 35 ha subido un 0,30 por ciento, hasta 9.280 puntos. Repsol, Inditex, Telefónica y los bancos han tirado hoy del mercado. Hoy han brillado con luz propia las acciones de GAM, General de Alquiler y Maquinaria, se han disparado un 32 por ciento.

La CNMV ha elevado de 0,97 hasta 1,72 euros por acción el precio de la OPA obligatoria que ha lanzado el presidente de la empresa a través de la sociedad   Gestora de Activos y Maquinaria Industrial, que ya controla un 54,6 por ciento de GAM. A ese precio es al que se ha ajustado hoy la acción. 

Lo más