El temor al acuerdo PSOE-Podemos pasa factura a los mercados mientras Bruselas evita posicionarse

El acuerdo firmado el pasado martes ha creado un clima de inestabilidad que se está comenzando a traducir en pérdidas económicas

AgenciasCOPE.es

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 03:41

La Comisión Europea, que el pasado lunes pidió a España la formación de un nuevo Gobierno "cuanto antes”, ha evitado valorar el pacto para un Ejecutivo progresista de coalición anunciado por el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, y el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias. "No tenemos ningún comentario que hacer sobre la formación de un Gobierno en España. Es un asunto nacional", zanjó Mina Andreeva, portavoz jefe del Ejecutivo comunitario, al ser preguntada en rueda de prensa por la negativa reacción de la Bolsa al acuerdo y por si temían que la coalición pudiera poner en riesgo cumplir los compromisos de déficit.

Tras los resultados del pasado domingo, sin embargo, Bruselas felicitó a Sánchez por ganar las elecciones y le emplazó a formar "cuanto antes" un nuevo Gobierno. "No será fácil para el primer ministro Sánchez formar una mayoría, pero esperamos que el proceso culmine en un Gobierno que permita a España seguir jugando un papel activo en Europa", dijo el lunes la misma portavoz comunitaria.

Esta posición dubitativa del Europa se suma a una situación incierta en los mercados. Las caídas son constantes desde que se diera a conocer el preacuerdo de gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos. 

El temor al acuerdo PSOE-Podemos pasa factura a los mercados mientras Bruselas evita posicionarse

 EFE

DATOS ECONÓMICOS

La Bolsa española cerraba la sesión del martes con una caída del 0,87 % y ha sido la única de las grandes europeas en negativo, después de conocer el preacuerdo entre PSOE y Unidas Podemos que el mercado entiende que podría castigar al mundo empresarial.

El principal indicador de la Bolsa española, el IBEX 35, cerró con un recorte de 81,80 puntos, el 0,87%, y se situó en los 9.306,70 puntos, al borde incluso de perder los 9.300 (en el año se aprecia un 8,98%).

Los analistas consultados coinciden en que los programas políticos de los partidos de la coalición podrían castigar a las empresas por la vía de subidas de impuestos, muy especialmente a la banca, pero también a sectores como el eléctrico, el inmobiliario, las telecomunicaciones o el juego.

Bankia fue el valor más castigado del día del anuncio, con un descenso del 4,55%, lo que refleja la reacción negativa de los inversores ante la idea que maneja Podemos de no privatizar la entidad y crear un gran banco público en torno a ella. CaixaBank cayó también el 4%.

Pero eso no había sido todo. Al día siguiente la Bolsa volvía a ser el farolillo rojo en Europa con un recorte del 1,21%, reflejo, por segundo día, de que el preacuerdo de gobierno entre el PSOE y Unidas Podemos no caía bien entre las compañías cotizadas, que teme, como venimos informando, sobre todo subidas de impuestos generalizadas.

Lo más