Las Bolsas se lamen las heridas, mientras se dispara el precio del petróleo tras los acuerdos de la OPEP

Las Bolsas se lamen las heridas, mientras se dispara el precio del petróleo tras los acuerdos de la OPEP

 

Bolsa de Madrid

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 19:24

En las Bolsas este viernes tocaba recuperación tras el varapalo que provocó este jueves el arresto en Canadá de la heredera del gigante tecnológico chino Huawei. Estados Unidos ha solicitado su extradición, lo que ha tensado de nuevo las relaciones entre Washington y Pequín. Pero hoy tocaba recuperar el resuello.  La Bolsa de Madrid, que ayer se desplomó un 2,7  por ciento, hoy ha subido un 0,58 por ciento hasta 8.815 puntos. En el conjunto de la semana ha acumulado una pérdida del 2,8 por ciento y en lo que va de año baja ya más de un 12 por ciento.  

El otro foco de atención en los mercados ha sido hoy el “oro negro”. Más de un 5 por ciento ha subido el  precio del petróleo. Desde hace más de dos años no se veía una subida así de vertical. Supera los 63  dólares por barril al calor de los acuerdos que han alcanzado hoy la OPEP y Rusia para reducir su producción de crudo. En total se van a retirar del mercado 1,2 millones de barriles diarios. La OPEP recortará sus exportaciones en 800.000 barriles y Rusia en 400.000.

Hoy los mercados, además de todo el ruido que ha generado “el caso Huawei” y además de la “cumbre” de la OPEP, han tenido que cotizar algunas referencias macroeconómicas importantes. La más relevante son las cifras de paro en Estados Unidos. La tasa de paro se mantiene  en el 3,7 por ciento, aunque la economía de aquel país ha creado menos empleos no agrícolas de los que se esperaban. Concretamente 155.000, frente a los  200.000 que pronosticaban los expertos.  Este dato avala la creciente impresión de que se va a moderar la cadencia de subidas de tipos de interés.

Ayer el presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Jerome Powell, se mostró relativamente optimista sobre la marcha de la economía. A estas alturas, las opiniones están muy divididas, pero la mayor parte de los  expertos espera que la Fed suba el precio del dinero por cuarta vez en este año en su reunión prevista para el día 19. La novedad es que ahora en los mercados se espera que reduzca claramente en 2019 el ritmo de subidas de tipos.  Los mercados ya no descuentan tres subidas más el año que viene, sino tan solo dos o incluso una.  En EEUU y por primera vez en más de diez años se ha invertido la curva de tipos de interés. Son más altos a corto plazo que a largo -el tres años rinde más que el cinco- lo que indica que se aproxima un enfriamiento de la actividad económica.

En la Unión Europea se ha conocido que la economía sigue perdiendo impulso. El PIB está  creciendo a un ritmo del  1,6 por ciento, que es su ritmo más lento de los últimos cuatro años. Además, en Alemania se ha publicado un preocupante indicador. La producción industrial se ha contraído un 0,5 por ciento en octubre. Un dato peor de lo que se esperaba. 

En el alero, además, siguen vivos otros focos de tensión, como la preocupación por el enfriamiento de la actividad económica mundial, como el pulso entre Italia y Bruselas o como el complicado proceso de salida del Reino Unido de la Unión Europea. Los mercados trabajan ya con la hipótesis de que el Parlamento británico rechazará la semana próxima los acuerdos que ha firmado la primera ministra, Theresa May, con la Unión Europea. 

En el mercado de deuda, la prima de riesgo de España se ha reducido a 120 puntos, mientras la de Italia ha mejorado hasta 288 puntos. El próximo miércoles el gobierno italiano presentará ante la Comisión Europea una nueva redacción de sus presupuestos generales del Estado. Se espera que acceda a rebajar, al menos parcialmente, sus objetivos de déficit público. Falta por saber si lo coloca por debajo del 2 por ciento como quiere Bruselas, frente al 2,4 actual. 

Lo más