La “crisis Huawei” no deja títere con cabeza en las grandes Bolsas mundiales

El arresto en Canadá de la directora financiera del gigante tecnológico chino Huawei ha provocado una oleada de nerviosismo

Bolsa española

 Bolsa espñaola (EFE)

Bolsa de Madrid

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 18:33

Se han debilitado las Bolsas internacionales al mismo ritmo que han crecido las dudas y las incertidumbres. Les han temblado las canillas hoy a los inversores de medio mundo. El arresto en Canadá de la directora financiera del gigante tecnológico chino Huawei ha provocado una oleada de nerviosismo que ha recorrido todas las grandes plazas financieras y no ha dejado títere con cabeza. Se la acusa de haberse saltado las sanciones comerciales a Irán. Esta detención puede complicar la ya de por sí difícil relación entre Estados Unidos y China. De hecho, podría dar al traste con los avances que se lograron en la reciente reunión entre los presidentes de ambas potencias.

Estados Unidos considera al grupo chino Huawei Technologies como una amenaza debido a su proximidad al gobierno de Pequín, lo que eleva la incertidumbre y la tensión a la enésima potencia. Puede llegar a dinamitar las escasas esperanzas sobre una distensión comercial. 

Además, siguen vivos otros focos de tensión, como la preocupación por el enfriamiento de la actividad económica mundial, como el pulso entre Italia y Bruselas o como el complicado proceso de salida del Reino Unido de la Unión Europea. La agencia Fitch ha rebajado una décima sus previsiones de crecimiento del PIB español, hasta el 2,6 por ciento en este año. Demasiados fuegos como para no quemarse.

Con estos temores, los mercados financieros se han hundido irremisiblemente en el pesimismo. Las Bolsas de Estados Unidos sufren pérdidas a media sesión que superan el 2,5 por ciento. Las grandes plazas europeas han caído más de un 3 por ciento. La Bolsa de Madrid ha bajado algo menos, un 2,75 por ciento, hasta 8.764 puntos, cuando ayer cerró por encima de 9.000. Está en mínimos del año. Acumula ya una caída del 12,7 por ciento en lo que va de ejercicio. Hoy han caído con especial virulencia las empresas acereras y las relacionadas con el sector automovilístico. Son las que pueden verse más perjudicadas si se agrava la guerra comercial. Como botón de muestra, valga decir que Arcelor Mittal y Cie Automotive han perdido un 6 por ciento.

En el mercado de materias primas, el petróleo sigue debilitándose. Se paga a 59 dólares por barril, a la espera de noticias procedentes de la cumbre de la OPEP. Ya se sabe que los grandes países productores de crudo  han llegado a un acuerdo para reducir su producción. Pero falta por saber en qué cantidad. El anuncio de la cifra podría retrasarse hasta mañana. Falta que Rusia, que ha sumado a este encuentro, decida su contribución a esa causa. En total y en el mejor de los casos, la OPEP podría recortar su producción de en torno a un millón y medio de barriles diarios, pero quizá finalmente se quede mucho más abajo, alrededor del millón de barriles. No está claro que estas cifran sirvan para evitar que sigan desplomándose los precios.

En el mercado de divisas, el dólar se deprecia frente al yen y al euro. La moneda común europea se acerca al cambio de 1,14 dólares. Ha empeorado la balanza comercial de EEUU. El déficit ha aumentado un 1 por ciento, hasta 55.500 millones de dólares. El índice PMI que mide la actividad en el sector industrial y de servicios de Estados Unidos ha subido muy ligeramente.

Etiquetas

Lo más