Consejos para llevar mejor la cuesta de septiembre

El mes de septiembre es sinónimo de gastos y vuelta a la rutina, pero se puede hacer frente a ello de manera sencilla

 

  • item no encontrado

Redactor informativos COPE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 29 ago 2018

El verano va terminando y toca hacer frente al nuevo curso. Toca sacar facturas, bolígrafos y la calculadora para saber cuántos ceros de más se nos han escapado entre ticket y ticket. Tener conciencia de esos datos nos permite conocer que margen tenemos a la hora de hacer frente a los gastos que vienen por delante. Y es que a la temida vuelta al “cole” se le suman otros pagos.

Es momento de hacer frente al cambio de armario y con ello compras de ropa para el invierno. Muchas personas eligen pedir un préstamo para pagar sus vacaciones. Eduard Gironella es coach financiero de Aconseguir y se muestra totalmente en contra de esta práctica. Dice “no tener mucho sentido” porque es un gasto que tiene un periodo útil muy corto. La clave para evitar acudir a estos créditos: planificar los gastos.

La cuesta de septiembre es más complicada por el enorme coste que supone los gastos del inicio del curso escolar. En declaraciones a COPE, Adrián Amorín, country manager de idealo.es ha señalado que este año costará 366,4 euros por cada niño.

Este dato excluye gastos como la matrícula del colegio, el comedor o el transporte. Además este año el nuevo curso escolar trae una buena noticia, la “vuelta al cole” será un 11,3% más barata, lo que se traduce en algo más de una rebaja de 30 euros.

Consejos:

Uno de los consejos que nos adelanta Amorín es realizar la compra de ropa como el chándal del colegio en estas fechas finales de agosto, con este gesto se puede “ahorrar un 10,33%” Además añade un trucono “caer en la tentación” de comprar en la primera tienda y hacer comparaciones de precios. De esta manera podemos ahorrar en torno a un 36,65%.

Desde Aconseguir proponen una serie de acciones que conseguirán hacer esta cuesta de septiembre más fácil: 

- Planificar es un trabajo de todo el año. Lo principal en este punto es ahorrar para tener una cantidad de dinero “suficiente que vaya destinado a hacer frente a los gastos de este mes”. Una de las ventajas que trae cumplir con este punto es que “poco a poco” se va a depender menos del crédito. Por lo tanto las familias no tienen que recurrir al endeudamiento.

Si este año la planificación no ha sido nuestro punto fuerte y tenemos poco margen para los gastos existe una clave: “apretarse el cinturón”. Hay que destinar el dinero que tenemos para las necesidades de estas fechas, por lo tanto hay que reducir el dinero que se destina a actividades que son “prescindibles”.

- En el caso que sea complicado elegir, Eduard Gironella nos explica un pequeño truco, realizar una lista de prioridades. Hay que situar las prioridades arriba de la lista para que gestionemos nuestros gastos de forma efectiva. Son las claves que hacen posible que la cuesta de septiembre se haga un poco más llevadera.

Etiquetas

Lo más