La Bolsa, tacita a tacita, cierra su segunda semana consecutiva con ganancias

La Bolsa, tacita a tacita, cierra su segunda semana consecutiva con ganancias

 

Bolsa de Madrid

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 17:54

Después de vivir en 2018 el peor año que se recuerda desde 2010, con una caída del 15 por ciento, la Bolsa ha aprovechado las dos primeras semanas del nuevo ejercicio para recuperar el aliento. El índice Ibex 35 ha cerrado este viernes en 8.877 puntos, con una ganancia del 0,23 por ciento. No es gran cosas, pero en la Bolsa siempre se ha dicho que es mejor muchos pocos que pocos muchos. En las ocho sesiones que se han celebrado en lo poco que va de año la Bolsa acumula ya una ganancia del 4 por ciento. Desde los mínimos de diciembre,  ha recuperado un 7 por ciento. 

Ha sentado bien la buena voluntad que han mostrado China y Estados Unidos en sus negociaciones comerciales. Además, ha tranquilizado al mercado la intención de la Reserva Federal de ser paciente a la hora de acometer nuevas subidas en el precio del dinero. Esta tarde se ha conocido que la inflación en EEUU ha bajado del 2,2 al 1,9 por ciento, lo que avala esa impresión de que la Reserva no tendrá prisa a la hora de endurecer su política monetaria.  La Bolsa de Nueva York se ha permitido el lujo de anotarse su mejor arranque de ejercicio de los últimos diez años. Los fondos internacionales de inversión, según datos de Bank of  America Merill Lynch, han recibido la entrada de dinero en la última semana por un importe superior a los 6.000 millones de dólares. 

Hoy ha recorrido los mercados el rumor de un retraso del Brexit. Crecen las probabilidades de que la salida del Reino Unido de la Unión Europea se produzca después del 29 de marzo inicialmente previsto. De momento, la libra esterlina ha reaccionado con una fuerte subida. Ha llegado a superar con holgura el cambio de 1,28  dólares, aunque luego ha perdido fuelle. Pero la primera reacción de la moneda británica a esos rumores ha sido la de dispararse, a pesar de que los indicadores económicos no han sido buenos. La producción industrial en Gran Bretaña se ha reducido un 1,5 por ciento en tasa interanual en el pasado ejercicio, que es su mayor caída desde el año 2013. Por su parte, el euro se ha debilitado, se cambia esta tarde por debajo de 1,15 dólares.

En líneas generales, los mercados están digiriendo bien los síntomas de menor fortaleza de la economía. Hoy mismo el Gobierno español ha rebajado su previsión de crecimiento para el ejercicio en curso en una décima, hasta el 2,2 por ciento. En este sentido, acaba de conocerse que el índice de  producción industrial se contrajo en España un 2,6 por ciento en el mes de noviembre. Todos los sectores de la economía han evolucionado a peor.  En Italia se han publicado pobres datos de producción industrial (contracción del  2,6 por ciento en tasa interanual) lo que, según los expertos de ING, aumenta las probabilidades de que el PIB italiano se contraiga. Se espera que los datos del último trimestre del ejercicio recién terminado ya muestren esta contracción.  

La semana que viene se conocerá el PIB de China. Se espera que se reduzca del 6,5 al  6,4 por ciento. Las autoridades económicas de Pekín, según algunos expertos, revisará a la baja su previsión de crecimiento para el conjunto de este año, hasta el 6 por ciento, con una tasa de inflación del 3 por ciento. Por eso China prepara nuevas medidas de estímulo, como un recorte de impuestos en 2019 y una rebaja de los costes de seguridad social que deben asumir las empresas. 

Lo más