COPE

Los sólidos datos de actividad en Europa y EEUU hacen subir a las Bolsas y al petróleo

El índice Ibex 35 termina el día 8.717 puntos, con alza de un 1,11 por ciento

Vídeo

Bolsa de Madrid

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 18:09

La Bolsa ha dibujado una gran V mayúscula en esta última semana. Ha caído primero con fuerza, casi a plomo, para recuperarse después con la misma velocidad. Ampliando un poco el campo de visión, la Bolsa ha pasado de una racha de cinco sesiones bajistas a otra de cuatro jornadas con ganancias. El índice Ibex 35 termina el día 8.717 puntos, con alza de un 1,11 por ciento. En el conjunto de la semana ha ganado un 2,48 por ciento y acumula una revalorización el 7.97 por ciento en lo que va de año. Los inversores quedan ahora a la espera del aluvión de resultados empresariales que se conocerán en los próximos días, entre los que figuran Telefónica, Santander, Caixabank, Banco Sabadell, BBVA, Repsol, Enagás, Naturgy, Siemens Gamesa y Endesa.

Hoy se han publicado los índices PMI preliminares de actividad correspondientes a julio. Muestran una mejora de la actividad en la zona euro. El dato compuesto, que contempla tanto el sector industrial como el de servicios, ha mostrado una lectura de 60,6 puntos, que algo más de lo que esperaba el mercado, y es su ritmo más elevado desde el año 2000. Se deja notar la reapertura de la actividad económica gracias a las vacunaciones. Y eso que el sector servicios se ha visto lastrado por la preocupación que genera la nueva variante delta del coronavirus. Es el cuarto mes consecutivo de crecimiento en el sector manufacturero. Las empresas se muestran optimistas respecto a los próximos doce meses.

En Estados Unidos el PMI manufacturero ha repuntado con fuerza, hasta una lectura de 63,1 puntos. El índice S&P 500 de la Bolsa de Nueva York marca esta tarde nuevos máximos de todos los tiempos. La impresión que han sacado los mercados es que, de momento, no hay gran riesgo de desaceleración económica.

De hecho, los analistas del banco británico HSBC creen que durante la segunda mitad del año la economía pasará de la mera recuperación a la expansión. Consideran que la actividad ya se ha recuperado de la caída provocada por el Covid-19 en Estados Unidos y también en China. Por ello pronostican un fuerte incremento de los beneficios en 2022. Apuestan por invertir en Reino Unido y Europa, así como en los mercados emergentes.

Los analistas de Berenberg creen que la economía europea puede recuperarse a un ritmo más alto del que se esperaba hasta ahora. Sin embargo, no temen que se produzcan un excesivo recalentamiento ni que la inflación se dispare demasiado. Berenberg pronostica que la economía de la zona euro puede recuperar los niveles anteriores a la pandemia a principios de 2022.

El banco estadounidense de negocios Morgan Stanley, por boca de su director de renta variable en Estados Unidos, aconseja volver a tomar posiciones defensivas ante la posibilidad de que se produzca una corrección de cierto calado en las Bolsas. Hay otras aves de mal agüero. Los mercados toman nota de que el magnate y reputado inversor Warren Buffet considera que las acciones están muy sobrevaloradas y que, por tanto, pronto puede producirse una corrección de calado en las Bolsas. Buffet toma en cuenta la capitalización de la Bolsa en relación con los datos de PIB y así establece el grado de infra o sobrevaloración de los mercados.

En los demás mercados, destaca la recuperación del Bitcoin, que ha recibido mucho dinero en la zona de los 30.000 dólares. Ahí ha dibujado un suelo técnico que parece bastante sólido. Esta tarde se paga por encima de 32.000. Nadie olvida que esta criptomoneda llego a tocar los 65.000 dólares a mediados del mes de abril. El presidente de Tesla, Elon Musk, ha vuelto a influir en el mercado. Ha asegurado que es más probable que la empresa de automóviles eléctricos de lujo comience a aceptar esta criptomoneda nuevamente como medio del pago.

El petróleo ha vuelto a repuntar. El crudo del Mar del Norte ha pasado en pocos días de menos de 69 dólares a más de 73. La AIE, la Agencia Internacional de la Energía, pronostica un crecimiento del 4,5 por ciento en la demanda de oro negro en este año. Los analistas de Goldman Sachs esperan ver el barril a 80 dólares este año, a pesar de la previsible vuelta al mercado de la producción de Irán. Barclays no descarta verlo puntualmente en los 100 dólares. Consideran que la reactivación de la economía impulsará con fuerza la demanda de crudo y carburantes, como apuntan los sólidos datos de actividad económica que se han publicado sobre todo en Estados Unidos.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar