Profesiones con futuro: Politólogo

Ahora que hay una sobrexposición a la política tras el 10N, te enseñamos que todavía puedes llegar a ser un gran politólogo

Audio

 

Paco Delgado
@Delgado_LPaco

Redactor de COPE y director de 'Hollywood Land'

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 16 nov 2019

Esta semana en Profesiones con Futuro te descubrimos una oportunidad laboral que mucha gente confunde con otra de nombre similar, y es la de politólogo. Una profesión que se ha puesto muy de moda en los últimos años por dos razones fundamentales. La primera es la proliferación de las tertulias y debates televisivos centrados en la actualidad política. La segunda es la aparición de nuevos partidos políticos y la necesidad de consultores y expertos. Por ello, Adolfo de Luxán, director del Servicio de Empleo del Colegio Profesional de Polítólogos y Sociólogos de Madrid.

FORMACIÓN

Básicamente la formación de un politólogo proviene del grado universitario de Ciencias Políticas. Una carrera universitaria que sería ideal complementar con unos estudios de posgrado que especialicen al politólogo. Y es que se tarata de “una de las oprtunidades laborales más transversales”, como explica De Luxán. El punto fuerte de esta rama es el mismo que el más débil: tiene infinitud de posibilidades.

Profesiones con futuro: Politólogo

 

SALIDAS

Los que se hacen famosos en las tertulias son solo uno entre mil”, explica De Luxán. Por ello, hay dos principales ramas en las que puede desarrollar su oficio un politólogo: como miembro de la administración pública y como consultor para empresas. También otras opciones y vertientes como la asesoría política, lo cual es “algo minoritario”. Las ONGs son también una opción, en sectores como cooperación de desarrollo o técnico de igualdad. Incluso en sectores como Recursos Humanos o Marketing.

CUÁNTO COBRA UN POLITÓLOGO

El margen de salarios es tan grandes que nuestro entrevistado no puede especificar entre qué horquilla se mueven. “Si aprueban oposiciones, el salario es muy bueno; si trabajan como consultores, también tienen muy buenos salarios; y si trabajan en ONGs, el rango es más bajo”.

Lo más